PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Jueves 17 de octubre 2019 Contacto
InicioDestacadasPaísEconomíaEspecialesVenezuelaMundoEspectáculosDeportes
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Fernando Rodriguez Mendoza

Para cambiar la educación


2015-02-06 - 12:28:13
El ratificado ministro de Educación manifestaba su satisfacción porque se estaba cambiando la libreta de notas escolar física por una virtual. No llego a entender si ese cambio será positivo para el imprescindible cambio que la educación viene reclamando desde hace casi dos siglos o es un cambio más que nada cambia. Si analizamos el manejo de la educación boliviana, nos cuentan que estamos en una revolución de la misma, con una nueva Ley que en su aplicación, al final, muy poco ha mejorado la educación real de los escolares. Los cambios mencionados en la ley han sido parcialmente aplicados y así se hubieran aplicado en su integridad, tampoco vemos y menos visualizamos para el futuro que la educación mejore.

Los problemas de la educación boliviana empiezan en la formación de los maestros. Los institutos o facultades como se las denomina ahora para los estudiantes para ser maestros, no han mejorado en nada la calidad y la exigencia en la formación de los profesores. Salen titulados con una preparación deficiente y mediocre, y se les quiere exigir que apliquen una malla curricular que tampoco mejora la educación.

El problema de la educación no se circunscribe a las escuelas, lo encontramos en las universidades, basta ver como muestra que cada año se presentan miles de bachilleres para dar un examen de ingreso a las universidades públicas, con dos aristas bien diferenciadas y reiterativas: una, que son pocos los que pasan la prueba; y dos, el mayor porcentaje de las postulaciones son para las carreras tradicionales como abogacía, economía o medicina. El país no necesita más abogados o economistas, necesita profesionales formados en campos técnicos; deben abrirse institutos de formación técnica que cubran las necesidades de la población y permita a ese profesional técnico tener ingresos según sus conocimientos

Una verdadera revolución educativa debe empezar por cambiar radicalmente la formación de los maestros con exigencias de alto nivel de profesionalismo que mejoren la educación de los niños y jóvenes, así como crear estructuras para institutos técnicos. De otra manera seguiremos con la misma cantaleta de siempre, aunque tengamos libretas virtuales.

Más publicaciones de Fernando Rodriguez Mendoza

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2019
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0