PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Viernes 18 de octubre 2019 Contacto
InicioDestacadasPaísEconomíaEspecialesVenezuelaMundoEspectáculosDeportes
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Fernando Rodriguez Mendoza

La justicia y la administración de justicia


2015-01-24 - 10:56:00
En los análisis sobre la crisis del Órgano Judicial se incurre en una confusión entre lo que es justicia y administración de justicia. Aquella es, entre muchas acepciones que tiene, el hábito de dar a cada uno lo que es suyo o el hábito de conformar nuestras acciones con la ley. En cambio, administración de justicia es el conjunto de tribunales, magistrados, jueces y otras personas cuya función consiste en juzgar y en que se cumpla lo juzgado. Por lo tanto, los problemas que tenemos en el presente se encuentran en la administración de justicia. No obstante, es necesario aclarar que también la justicia está sometida a presiones y exigencias que la lesionan, así como al Estado de derecho.

La otra confusión es que los jueces fueron elegidos por voto popular y eso no es cierto, solo los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia, del Consejo de la Judicatura y del Tribunal Constitucional fueron elegidos por voto; los jueces son designados por el Consejo de la Judicatura y deben hacerlo mediante concurso de méritos y exámenes de competencia (art. 195.8 de la Constitución). Si lo hacen o no, ahí encontramos una de las causales de la mediocridad en la administración de justicia.

Supongamos que las designaciones de jueces por parte del Consejo de la Judicatura se hacen respetando la ‘meritocracia’; en la práctica y realidad no pasa mucho tiempo hasta que políticamente se impongan presiones para obtener fallos, lo que es una forma de corrupción, y algunos jueces a quienes se fuerza a emitir fallos de una manera, no ven nada de malo en incurrir en corrupción para otros casos. Agravando el problema de la administración de justicia.

Otro aspecto que no puede evitar considerarse es que la administración de justicia es parte de la institucionalidad del Estado en su conjunto y, triste es decirlo, no existen instituciones fuertes, serias, sólidas; todas están influidas por el manejo político. En el pasado, si había instituciones fuertes, era más por mérito de quien la manejaba que por la rutina nacional de respetar las entidades.

La solución es integral, se debe institucionalizar seriamente en todos los campos y respetar a rajatabla el funcionamiento de las instituciones.

Más publicaciones de Fernando Rodriguez Mendoza

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2019
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0