PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Jueves 12 de diciembre 2019 Contacto
InicioDestacadasPolíticaEconomíaPaísEspecialesMundoDeportes
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Fernando Rodriguez Mendoza

Renovación anual


2015-01-03 - 12:35:30
Cada fin de año impone que cada persona tenga que hacer el balance de lo que hizo, dejó de hacer o no pudo en el año que termina. El mismo espíritu de las fiestas torna a las personas optimistas, lo que es positivo para encarar un nuevo año y fijarse nuevas metas o mejorar las anteriores.

No se trata de un cambio más de fecha, el contenido intrínseco de cambiar el dígito del año incorpora un cambio de apreciación al que nadie puede abstraerse, y es justamente en esta época cuando se visualiza más el futuro que el pasado.

El cómo cada quien va a encarar ese futuro es tan íntimo y privado que incluso ni el entorno cercano puede definirlo, y solo permitirá apoyarlo y sostenerlo. Las decisiones, los pensamientos y la conducta son, definitivamente, actos individuales y cada uno debe encararlos, enfrentarlos y prepararlos según sus propios intereses, deseos y posibilidades.

La época ayuda, porque esa vorágine de felicitaciones, que en rigor debiera ser un pensamiento de cualquier día del año desear la felicidad del prójimo, condiciona el inconsciente y lo prepara para actuar positivamente y exteriorizarlo en un abrazo, un mensaje o una tarjeta.

Considero que cada uno vive la vida que quiere vivir, puede tener pesadumbres, alegrías, preocupaciones, es decir, durante la existencia uno va experimentando todos esos aspectos y debe superar lo negativo y afianzar lo positivo. Nadie está libre de una enfermedad, de un fallecimiento o de algún fracaso, pero tampoco a nadie se le impone que esas vicisitudes lo hundan, lo destrocen o lo frenen; al contrario, la persona deberá sobreponerse para superar esos inevitables momentos de preocupación o tristeza. Si uno mismo no los enfrenta, no los supera, nadie lo hará. Es por eso que, reitero, cada uno vive la vida que quiere vivir. Si necesita ayuda, sea espiritual o material, no va a pasar de ser simplemente eso, una ayuda; la definición de cómo vivir sigue siendo personal.

Siguiendo el devenir en esta especial época del año, mi deseos para todos mis lectores es que vivan la vida que quieren vivir con alegría, felicidad y en compañía de sus seres queridos.

Más publicaciones de Fernando Rodriguez Mendoza

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2019
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0