PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Lunes 11 de noviembre 2019 Contacto
InicioDestacadasPaísEconomíaEspecialesVenezuelaMundoEspectáculosDeportes
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Fernando Rodriguez Mendoza

Generación zombi


2014-12-08 - 10:44:13
Es alarmante ver como las actuales generaciones de jóvenes y adolescentes incrementan cada día su dependencia al celular, las tabletas y, en alguna medida, a la computadora. Es entendible y han corrido ríos de tinta respecto al análisis de la influencia que la tecnología ejerce sobre las personas en general, y también es evidente que nos ha cambiado la vida de familia, de relación y de trabajo. Llegamos a extremos que parecen de ficción: si se corta la energía eléctrica en nuestras oficinas, el trabajo casi se suspende, si es que no lo hace del todo.

Son cada vez menos las voces discordantes que critican el uso de la tecnología en todas las actividades del ser humano, porque incluso esas personas para hacer conocer sus críticas, utilizan los medios tecnológicos a su alcance. Lo que no podemos dejar de criticar y de ver con preocupación es como los adolescentes y los jóvenes no son solo ‘tecnodependientes’ para los fines de relación, estudio y amistad. Son tecnodependientes para todo, rompiendo -a pesar de que parece una paradoja- la posibilidad de comunicación personal, de intercambio real, de vinculación efectiva, metafóricamente diría, viéndose a los ojos.

La tecnodependencia está formando generaciones de zombis, que en sus dos acepciones gramaticales señala que zombi es una “persona que se supone muerta y que ha sido reanimada por arte de brujería, con el fin de dominar su voluntad”; y como adjetivo, “persona atontada que se comporta como un autómata”. El celular y los otros medios de comunicación han dominado totalmente la voluntad de los jóvenes y de los adolescentes actuales, que los hace actuar atontados y como autómatas. Han perdido la capacidad de comunicarse directamente unos a otros, sus relaciones se convierten en banalidades y frivolizan todo lo que hacen y les hacen.

Es urgente buscar mecanismos para contrarrestar esa preocupante situación y procurar se vuelva a reflotar la conversación directa, la relación de sentimientos vivos y el intercambio de miradas y palabras que enriquezcan en vida a todos.

Más publicaciones de Fernando Rodriguez Mendoza

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2019
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0