PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Martes 19 de noviembre 2019 Contacto
InicioDestacadasPaísEconomíaEspecialesMundoDeportes
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Fernando Rodriguez Mendoza

La U, ¿crisol de ideas políticas o de investigación?


2014-12-01 - 10:40:09
Viendo el desastre por la forma en que se llevaron a cabo las elecciones de las autoridades estudiantiles en la universidad pública, que empezaron con campañas netamente prebendalistas y alejadas de cualquier oferta de pensamiento político o de mínimas propuestas de formación educativa, para terminar en actos vandálicos propios de sociedades en descomposición, surge nuevamente la discusión de si las universidades deben dedicarse exclusivamente a los aspectos científicos y de investigación, o deben también ser crisoles de ideas políticas para pergeñar ideologías que se vuelquen en la construcción del país.

Existen dos corrientes: una que considera que los cambios en las sociedades se producen por el aporte científico de las universidades, que, al formar profesionales que proponen cosas nuevas y cambian la forma de vida de los habitantes, están cumpliendo su primigenia función de educación y no deben dedicarse a la política, que desvirtúa ese destino científico. La otra, en cambio, considera que deben ser las universidades los centros en los cuales se desarrollen pensamientos políticos y se generen, a partir de ellos, ideologías que posteriormente influirán en el destino de un país; además, revisando la historia, de las universidades han salido aquellos líderes y dirigentes políticos que cambiaron el mundo.

Ambas corrientes, en mi opinión, no son excluyentes, sino más bien complementarias. Justamente es la juventud universitaria, ávida de obtener conocimientos científicos, la que también requiere que se forme dentro de esquemas políticos, a veces contrapuestos unos de los otros, pero necesarios.

De esas universidades combativas y militantes de los años 50, 60 y 70, no ha quedado ninguna por dos motivos: primero, la mediocridad de los profesores, que únicamente buscan cumplir sus horarios y no formar a sus alumnos; y segundo, los jóvenes de ahora no tienen el interés de dedicarse seriamente a propuestas políticas, reflejándose esta triste situación en la pobreza de dirigentes políticos que manejan al país.

Más publicaciones de Fernando Rodriguez Mendoza

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2019
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0