PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Sábado 07 de diciembre 2019 Contacto
InicioDestacadasPolíticaEconomíaPaísEspecialesMundoDeportes
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Fernando Rodriguez Mendoza

Muerte digna o penosa sobrevivencia


2014-11-11 - 10:54:07
En junio del 2012 se publicó un artículo mío sobre La muerte digna, emergente de la promulgación en Argentina de la Ley de muerte digna, que reconoce que permite al paciente terminal rechazar procedimientos, cirugías y “medidas de soporte vital, cuando sean extraordinarias o desproporcionadas en relación a las perspectivas de mejoría”,además existen leyes similares en México y en Colombia con una vigencia de muchos años.

Ante el dramático desenlace de una joven con una enfermedad incurable que anuncio su eutanasia, porque consideraba que no tenía vida y que más bien su sobrevivencia cada día desmejoraba, finalmente dio término a su vida el día que había anunciado hacerlo, este primero de este mes.

Debemos ser muy claros que hay una división entre lo que significa y representa ‘vida’ con el estar vivo con una existencia más que limitada, en franco deterioro y que finalmente es sobrevivencia de una existencia que no tiene vida.

La vida misma ha determinado, y así lo estamos viendo, que los dilemas éticos ya no son competencia de los médicos, la decisión última descansa en aquellos directamente involucrados por las circunstancias en juego. Los conflictos éticos, morales y religiosos no pueden condicionar a que una persona subsista en pésimas condiciones y no tenga vida, sufriendo ella y haciendo sufrir a su entorno familiar.

Si una persona está viva, puede disfrutar y vivir –valga el término- con moralidad, con espiritualidad y religiosidad. Si una persona solo sobrevive y ya no tiene esa vida, es obvio que no podrá disfrutar de su religión, de sus enseñanzas y de su entorno. Ser humano es, desde el punto de vista del valor moral, superior a estar simplemente vivo.

Es necesario discutir abiertamente el tema, porque incluso algunas formas de eutanasia también deben considerarse como alternativas totalmente válidas ante hechos irreversibles que afectan directamente a quien lo sufre, el enfermo, y a quienes lo viven con sus tremendas consecuencias, los familiares.

Más publicaciones de Fernando Rodriguez Mendoza

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2019
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0