PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Sábado 14 de diciembre 2019 Contacto
InicioDestacadasPolíticaEconomíaPaísEspecialesMundoDeportes
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Fernando Rodriguez Mendoza

Reflexiones septembrinas


2014-09-23 - 11:15:14

Si Santa Cruz se encuentra en el lugar en el que está es por esfuerzo propio. Hasta finales de los años 50 del siglo pasado la región oriental era casi inexistente para el occidente del país y, consiguientemente para los gobiernos de turno. No obstante, sería ingrato no reconocer la tesonera labor que hizo don Alfonso Gumucio Reyes que desde la Corporación Boliviana de Fomento (CBF) apuntaló para que el oriente boliviano se convirtiera en un activo polo agroindustrial, orientado a la producción de azúcar, arroz, carne, leche, madera y algodón, el desarrollo de las vías de comunicación con la construcción de la carretera Cochabamba-Santa Cruz y de caminos de penetración al norte, abriéndose la región a la migración (externa e interna) y a los mercados.

Ya en la década de los 60 se fue consolidando con la construcción de la Santa Cruz moderna a la iniciativa de cruceños visionarios mediante la creación de las cooperativas de servicios públicos que fueron cubriendo las necesidades cruceñas de agua potable, energía eléctrica y comunicaciones.

La siguiente lucha de importancia de la región fue no solo convertirla en un polo de desarrollo agroindustrial, sino que se le permita administrar sus recursos con políticas regionales que apoyen aún más su crecimiento, utilizando para ello la figura de las autonomías departamentales. Lucha que llegó al clímax en la historia no solo cruceña sino del país, respaldada por el cabildo del millón, en el que participaron nacidos y no nacidos en estas tierras que las consideran suyas y aportan con su trabajo y esfuerzo para seguir creciendo y progresando. Lamentablemente se desaprovechó esa riqueza autonómica aceptando que se le despoje su contenido con un tipo de autonomía con un barniz soso y sin profundidad.

La realidad cruceña de progresar y ser el sostén económico del país no va a cambiar un ápice, el esfuerzo debe seguir siendo de su gente, porque el centralismo va a seguir frenando cualquier intento autonomista porque no ha cambiado su mentalidad ‘minero-extractivista’frente al desarrollo agroindustrial cruceño.

Más publicaciones de Fernando Rodriguez Mendoza

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2019
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0