PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Viernes 22 de noviembre 2019 Contacto
InicioDestacadasPolíticaPaísEconomíaEspecialesMundoDeportes
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Fernando Rodriguez Mendoza

Otro 6 de agosto más


2014-08-07 - 17:09:48

Otro 6 de Agosto más y recordamos (¿festejamos?) 189 años desde que se fundó Bolivia (con tantos cambios y modificaciones, evitaré mencionar nación, república o estado). Viendo en retrospectiva, seguimos subdesarrollados, mediocres y enfrascados en estériles discusiones que únicamente sirven para los mezquinos intereses de grupos.

Ayn Rand establece la existencia de dos arquetipos en la formación de los países: el bárbaro, que es el hombre que domina por fuerza bruta, y el hechicero, que percibe una realidad superior y tiene facultades especiales negadas a los otros ‘seres inferiores’. En Bolivia, desde su creación, hemos tenido etapas en que alternaron en el Gobierno ambos arquetipos y, últimamente, tenemos una conjunción de ambos, en el que el bárbaro rige la existencia física de los hombres y el hechicero gobierna la conciencia; el bárbaro domina por medio del miedo y el hechicero domina mediante la culpa.

La autora señala que la primera sociedad en la historia cuyos líderes no fueron ni bárbaros ni hechiceros fueron la de Estados Unidos, cuya Constitución protegía a los hombres contra la ambición de cualquier bárbaro en el futuro, creando una sociedad basada en el nivel conceptual de la conciencia del hombre. Una sociedad dominada por una filosofía de la razón no tiene lugar para el gobierno del miedo y la culpa.

Bolivia fue fundada por políticos, no por pensadores ni creadores. Eran una simbiosis de bárbaros y hechiceros que formaron el país bajo la égida de que lo político es lo principal. Por eso, durante estos 189 años, hemos deambulado entre la fuerza bruta y los pensamientos inaplicables, que solo sirvieron para los fines inmediatistas de quienes ostentaban el poder. Encima de esa tara de nacimiento, se circunscribió a Bolivia a una economía extractivista y no productiva, que hasta ahora podemos superar.

Mucho más se puede decir de esta Bolivia de la que somos parte y sufrimos por ella. Algo debe tener porque en 189 años los políticos hicieron lo imposible por hacerla desaparecer pero seguimos existiendo.   

Más publicaciones de Fernando Rodriguez Mendoza

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2019
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0