PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Martes 10 de diciembre 2019 Contacto
InicioDestacadasPolíticaEconomíaPaísEspecialesMundoDeportes
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Susana Seleme Antelo

Más sobre la estafa política


2014-05-11 - 15:13:11

El jefe del régimen Evo Morales cree que el empoderamiento de algunos sectores populares, más una distribución de riquezas vía bonos -sin creación de trabajo productivo estable y cobertura social es carta de presentación suficiente para presentarse como demócrata. No le importa que gran parte de esos sectores, hayan perdido su identidad de clase, tras ser cooptados por prácticas clientelistas a cambio de sumisión.

Tampoco es suficiente que se califique democrático solo porque recurre al voto, convertido en mecanismo electorero de reproducción del poder sin límites de tiempo.
Para las elecciones de 2014, ya ha montado el mapa de fraude: las ciudades perderán circunscripciones y representantes uninominales en el Legislativo a favor del  área rural, con menos de 40% de la población total del país, pero afín al oficialismo, además de privilegiar el concepto territorial sobre el número de habitantes.

Él y los suyos desterraron el Estado de Derecho, apenas iniciado su mandato en 2006. Así relegaron la separación  de poderes y prostituyeron la administración de justicia; menoscabaron el respeto a los Derechos Humanos, a la pluralidad política, a la libertad de expresión y a los disensos en democracia, por citar algunas realidades que hablan sin contemplaciones de una estafa política. Se trata en los hechos, de un régimen continuista de naturaleza estalinista, corporativo-cocalero-minero-contrabandista-corrupto,y un sindicato de altos mandos militares, subsumido al régimen, en cuyo nombre reprime a subalternos y sus familias. Con una nueva elite mestiza y blanca más que indígena, nuevos ricos surgidos con tráfico de influencias y extorsión, Morales se ha hecho  de la vista gorda frente al narcotráfico rampante, gracias a los cultivos de coca ilegales, de los cuales es jefe sindical.

Impostores al fin, desdeñan los debates democráticos, aunque convoquen  a reuniones y diálogos insulsos sobre la demanda marítima y su presentación en la Corte Internacional de Justicia de La Haya. El tema estáteñido de demagogia y diplomacia oportunista, convertido en bandera electoral, como la cumbre del Grupo 77+China.

¿Cómo salir de esta estafa política en las próximas elecciones de octubre? No es tarea imposible, si 34% del electorado votaría por un candidato único de oposición, frente a 38% del binomio oficialista en millonaria campaña electoral desde hace 8 años. Derrotar la estafa política de Morales si se puedecon la unidad de la oposición, aquella que sepa quién es el enemigo principal de la democracia.

Más publicaciones de Susana Seleme Antelo

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2019
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0