PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Domingo 20 de septiembre 2020 Contacto
InicioDestacadasMás leídoMás recienteTendenciasBoliviaSociedadMundo
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Susana Seleme Antelo

La Tierra nuestra que avasallan


2013-12-08 - 19:26:54

Sobre los recurrentes avasallamientos de tierras, el Gobierno prometió actuar y admitióque hay gente del MAS involucrada en el delito. Pero ahora surgencontradicciones y reticencias, mientras el ministro de Gobierno minimiza eltema y la ministra Achacollo actúa de forma sospechosa ¿qué opina?

La batalla que se está librando en Santa Cruz contra los avasallamientos de tierra tiene una cara que ya no se puede esconder: es la ministra Nemesia Achacollo,  a la que el presidente llama “mi suegra”, según el periodista Humberto Vacaflor. Pero ella no actúa por su cuenta y riesgo sino con el beneplácito de Evo Morales, quien está de acuerdo con su ministra para menoscabar el poderío agrícola comercial, agroindustrial y exportador cruceño.  Y si bien Morales sabe que Santa Cruz produce 70% de los alimentos que consume el país y que no le conviene generar un desabastecimiento alimentario, “la suegra” sin formalismos legales y civiles, logra lo que quiere y está decidida acontinuar su “guerra”. Por eso las contradicciones y la reticencia del ministro de Gobierno, Carlos Romero, luego de que el régimen prometiera actuar con la justicia en la mano contra los avasalladores. Pero hasta ahora  no hay un solo detenido: están protegidos y cuentan, además,  con la complicidad de toda una cadena de fiscales, jueces y otros altos cargos del poder judicial, subordinado al poder político, en primer lugar al de la ministra, quien pone  y saca a quien quiere.

¿Y qué pasa con empresarios agrícolas extranjeros?
Mire, entre otras de las razones que tiene la señora para llevar adelante su batalla, es expulsar a los extranjeros dedicados a la agricultura en gran escala, como exigen las plantaciones de soya, por ejemplo, para ser rentables. Según el mismo Vacaflor,  se sabe que “embajadores de tres países latinoamericanos, los más grandes, han recibido urgentes órdenes de ocuparse del tema, porque decenas de sus compatriotas están en la lista negra de la señora ministra”. Este tema aparenta ser una división interna entre altos miembros de la nomenclatura masista, pero es solo una fachada. A la postre,todos quieren esas tierras y otras, como las del Chore o el Parque Nacional Amboró para repartirla a los llamados sin tierra o los ‘ocupas’, y así terminan haciendo daño a la estructura productiva cruceña, se trate de empresarios locales o extranjeros.

Los gremios empresariales han denunciado que el Gobierno les ha impuesto un cerco que oprime al sector. ¿Se acabó el idilio? ¿Se han convencido que el Gobierno quiere destruir la economía formal?

Silos gremios empresariales cruceños se han dado cuenta de que el gobierno busca destruir la economía formal cruceña, frente a la informal -como la producción de cocaína que crece sin freno alguno en todo el país, empezando por el cultivo de la hoja de coca ilegal, su materia prima- habrá que decir “más vale tarde que nunca”.  Y es que no se dieron cuenta, o más bien no quisieron admitir, que ideológicamente están en las antípodas  del discurso anticapitalista a ultranza de Morales, el Vice y de todos los del MAS, cuando era más que evidente una confrontación entre dos visiones distintas de la economía la colectivista o comunitaria frente a la capitalista y comercial de libre mercado. El oficialismo aboga por un sistema “comunitario” y “colectivista” a imagen y semejanza de los ayllus andino-aymaras y quechuas, desde la  época precolombina,  sin  tomar en cuenta que Bolivia esdiversa cultural y regionalmente. De ahí también las asimetrías de los procesos económicos productivos.Y no obstante, han pretendido homogenizar esa visión andino-centrista, en contra de la riqueza de la diversidad que es una  característica notable en el país.

No se si vale la pena afirmar que el idilio se acabó, porque el oficialismo tiene mecanismos de control y amedrentamiento para toda la empresa privada, vía los impuestos y la ley laboral, pero sobre todo a través de los permisos de exportación  de productos agrícola-industriales exportables.

Frente a esas presiones ¿cómo cree que actuarán?

Hay que tener una conciencia de clase muy clara y un amplio respaldo económico propio para enfrentar esos embates, u otros como el de doble aguinaldo, amén de la amenaza de que si hubiese empresa alguna que no lo pagara, pasará a manos de los trabajadores. ¿Podrán llevar a cabo tal desatino para destruir la economía de Bolivia, como han destruido las bases de la democracia plural, el respeto a las diferencias, al Estado de Derecho, las libertades ciudadanas  y  los derechos Humanos? Tienen todo el poder para hacerlo, máxime si se compra más lealtades militares con el incremento de casi 10.000 mil conscriptos más, pues las lealtades sociales, salvo la de los cocaleros  disminuyen. Por eso echan mano del poder militar, y hasta ahora nada ni nadie les ha puesto freno y dicho ¡basta ya!.

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2020
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0