PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Martes 25 de junio 2019 Contacto
InicioDestacadasEspecialesEspectáculosEconomíaPaísVenezuelaMundoDeportes
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Saúl Dávila Tórrez

Intervención a El Diario: Una mala señal para el Gobierno


2013-06-10 - 23:19:49

La intervención disfrazada del Régimen del MAS al Decano de la Presa Nacional, El Diario, con el embargo de sus bienes aduciendo una deuda tributaria, es una mala señal para la democracia en Bolivia, ya severamente afectada en su premisas básicas; para la libertad de expresión de los bolivianos; y para los medios informativos nacionales. Pero también es una mala señal para el mismo gobernante de turno, su estamento y su estructura que se tambalea en una marea de corrupción político-jurídica, e involucramiento con el narcotráfico (casos, Jacob Ostreicher, y general de policía René Sanabria Oropeza).

Y es una mala señal para los actuales y transitorios ocupantes del Palacio Quemado, porque nos recuerda la intervención del 7 de octubre de 1970, fecha en que El Diario, fue intervenido violentamente por un gobierno igualmente radical, anárquico y autocrático. Pero otro dictador -esta vez de derecha- dio un golpe de estado sangriento despachando a los eventuales gobernantes fuera de la Casa de Gobierno. Igualmente, Hugo Banzer Suarez corrompió a las Fuerzas Armadas políticamente, controló los poderes del Estado (en realidad no existía un Parlamento -hoy existe la Asamblea Constituyente controlada por el Ejecutivo, que es lo mismo-, y se involucró en el narcotráfico.

Pero, sin lugar a dudas, la mejor acción de Banzer fue devolver el periódico El Diario a sus legítimos propietarios: Don Jorge Carrasco y Doña Elena Jahnsen de Carrasco.

Nos preguntamos, si un gobierno que tiene que rendir cuentas al pueblo boliviano del mal gasto y despilfarro de las arcas nacionales, tiene la capacidad moral de intervenir alevosa y cobardemente una institución periodística que defiende los intereses nacionales desde hace 109 años, “en abierta violación de los artículos 106 y 1.336 del Código Civil, incumpliendo, además, los requisitos necesarios que debe cumplir una medida de esta naturaleza, los cuales no pueden someterse a criterios discrecionales, sino que debe guardar las formas establecidas en los artículos 159, 160 y 161 del Código de Procedimiento Civil”, como bien explica el asesor legal del Matutino paceño, Javier Aramayo, sobre las características de la intervención del SIN.

Recientemente, en el programa de Ismael Cala de CNN en Español, participó el periodista Jorge Lanata ratificando las denuncias de corrupción del gobierno de la viuda de Kirchner. El retruque vino por parte de un comunicador recalcitrantemente oficialista argentino, Víctor Hugo Morales, quien maneja el mismo lenguaje artero y falaz de los defensores de los programas “del cambio”, de los países de los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA): Democracia, usurpando los poderes del Estado; libertad de Prensa apoderándose de los medios informativos, y creando medios oficialistas; libertad política, persiguiendo y ajusticiando a los opositores; desarrollo, destruyendo el aparato productivo y las exportaciones, y creando empresas estatales fracasadas; nacionalizaciones, con corruptas administraciones; cambio social,  con el descontento generalizado de la población nacional (en 2012 se registraron 745 eventos de conflictos sociales, 62 por mes -Fundación Milenio-); respeto a los Derechos Humanos con represiones como en Chaparina a los indígenas del Tipnis, o a los pobladores de Caranavi. ¿Cuántas muertes ya tiene en su haber la conciencia del gobernante del MAS? Alrededor de 80 bolivianos muertos en su gestión de gobierno (www.eldeber.net) ¡Incumplió, de lejos, su demagógica promesa que hizo al posesionarse en el poder!

Después de su usurpación, El Diario reanudó sus publicaciones el 1 de septiembre de 1971, ha visto subir y caer a tiranos y dictadores por más de 100 años, pero el rotativo paceño ha permanecido de pie, aunque muchos de sus pares, como “Presencia”, “Última Hora”, y otros, sucumbieron en el camino.

Yo di mis primeros pasos en el periodismo en El Diario, conozco de cerca los cimientos sobre los cuales está fundado. Sus actuales conductores tienen la sangre de sus antecesores, y no habrá nada que los vuelva atrás de su coraje y valentía.
Dos son las consignas sobre las que se fundamenta: "La prensa hace luz en las tinieblas, y cuanto existe de progreso en el mundo, se debe a su inagotable labor", este fue su primer editorial un 5 de abril de 1904, y ha sido su visión hasta hoy; y la lucha intransigente por los intereses de la Patria. Estos baluartes, van más allá de cualquier ensayo o aventura política, venga de donde venga.
Cuánto más intente avanzar el despropósito de la “democracia” impostora, más aplastante será su caída; no lo digo yo, lo dice la historia.
(*) Periodista

Más publicaciones de Saúl Dávila Tórrez

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2019
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0