PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Martes 11 de agosto 2020 Contacto
InicioDestacadasMás recienteMás leídoEspecialesBoliviaSociedadMundoEscenarios
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Alejandro A. Tagliavini

Israel, Gaza y los enemigos de la libertad


2012-11-22 - 23:31:21

Muchos aseguran que la libertad se muere en el mundo y, con ella, el progreso humano. Pero todas las estadísticas muestran que, por el contrario, se expande de modo inexorable. Es que la naturaleza es imparable. Sí es verdad que no avanza de manera “revolucionaria”, y nunca lo hará, porque el cosmos solo evoluciona por lenta maduración.

La libertad implica el progreso porque supone ausencia de violencia que, absolutamente siempre y necesariamente, destruye ya que, como la definía Aristóteles, pretende desviar a las cosas de su desarrollo natural. Precisamente la violencia se ejerce para evitar el desarrollo espontáneo de los acontecimientos, el progreso del cosmos, de la naturaleza.

Así, no ha habido en la historia humana una sola guerra cuyo resultado haya sido positivo. Por caso, la II Guerra Mundial –que sirvió para consolidar el imperio nuclear quizás más poderoso y maligno de la historia, la URSS- provocó más de 60 millones de muertos y una enorme destrucción material, mucho más que lo que hubiera logrado el tirano Hitler antes de caer, como cayó la “cortina de hierro” y el imperio del mal que contenía, en paz y por su propio peso. Es que el mal siempre termina auto destruyéndose. La guerra de Vietnam fue otra idiotez: hoy los comunistas que la ganaron toman Coca Cola y Pizza Hut.

Otro caso emblemático de coacción política (vía monopolio de la violencia estatal) es el bloqueo a Cuba que, obviamente, consolidó a los Castro ayudándolos a cerrar aun más su isla cárcel. Es que el mercado es, precisamente, (y esta es la única diferencia con el estatismo) el relacionamiento pacífico y voluntario entre las personas. Entiéndase bien, la paz es de la esencia del mercado y no algo que lo ayuda circunstancialmente. Así se interrelacionan las personas que de esta manera, resolviendo sus “conflictos” por la vía de los precios que son mediadores entre los distintos intereses de las personas, se van creando lazos profesionales, de amistad y familia que superan las distancias, fronteras, razas, culturas y costumbres.

Entonces, quienes dicen apoyar al mercado libre pero a la vez apoyan alguna guerra son los más dañinos enemigos de la libertad, porque introducen subrepticiamente el virus estatista y venden la falsa idea de que “el capitalismo” es un ejército fuerte, que defenderá a los ricos y poderosos a cualquier costo de sangre pobre, ya que la violencia implica un aumento del gasto estatal -en burocracia, armas y personal militar- que empobrece a la sociedad y suele favorecer a los ricos, bien enquistados en el poder.

El bloqueo a Gaza no es menos inmoral (la moral es la adecuación del hombre al desarrollo natural del cosmos). El gobierno israelí impide el libre comercio de la zona bloqueada, irritando y empobreciendo a las personas, engendrando marginados dispuestos a ser terroristas por un puñado de monedas. A lo que las autoridades de Israel responden con más violencia, provocando aún más sed de venganza armando una bola de nieve cada vez más destructiva.

Así, desde hace décadas, medio oriente no encuentra la solución que pasa por ampliar el mercado (evitar el estatismo, la imposición coactiva, violenta, contra cualquier intento de relacionamiento pacífico de las personas) para lo que es imprescindible empezar por desenmascarar a los falsos “defensores” del mercado que argumentan que esto no es posible.

*Miembro del Consejo Asesor del Center o­n Global Prosperity, de Oakland, California

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2020
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0