Flor del sinini, Annona montana

Flor del sinini (Annona montana), una planta emparentada con la chirimoya, ya que ambas pertenecen a la familia de las annonaceas. Su fruta es exquisita y se puede comprar en algunos de los mercados Santa Cruz. También es posible disfrutarla en ciertas heladerías, como parte de la oferta de sabores locales. El sinini es un árbol pequeño, que alcanza entre cuatro a siete metros de altura, con copa frondosa y redondeada, de color verde intenso brillante o lustroso.

Sus flores cremas son muy fragantes y se presentan solitarias en las ramas o en el tallo principal. Los frutos maduros llegan a tener entre diez a quince centímetros de diámetro y son algo espinosos por fuera. Pueden llegar a pesar mas de dos kilogramos y la pulpa interna es carnosa, con olor muy penetrante.

En áreas rurales usan la segunda corteza fibrosa como cuerdas de amarre, uso que comparten con la mayoría de las integrantes de la familia de las annonaceas. El sinini tiene buenas características para ser utilizado en el ornato de la ciudad, pero es otra de las especies nativas inexplicablemente ignoradas por nuestros planificadores urbanos.

Tiene distribución amplia, principalmente en los países tropicales y subtropicales de América.Estimad@ amig@ de la naturaleza:

Le deseamos una excelente semana con la flor del sinini (Annona montana), una planta emparentada con la chirimoya, ya que ambas pertenecen a la familia de las annonaceas. Su fruta es exquisita y se puede comprar en algunos de los mercados Santa Cruz. También es posible disfrutarla en ciertas heladerías, como parte de la oferta de sabores locales. El sinini es un árbol pequeño, que alcanza entre cuatro a siete metros de altura, con copa frondosa y redondeada, de color verde intenso brillante o lustroso.

Sus flores cremas son muy fragantes y se presentan solitarias en las ramas o en el tallo principal. Los frutos maduros llegan a tener entre diez a quince centímetros de diámetro y son algo espinosos por fuera. Pueden llegar a pesar mas de dos kilogramos y la pulpa interna es carnosa, con olor muy penetrante.

En áreas rurales usan la segunda corteza fibrosa como cuerdas de amarre, uso que comparten con la mayoría de las integrantes de la familia de las annonaceas. El sinini tiene buenas características para ser utilizado en el ornato de la ciudad, pero es otra de las especies nativas inexplicablemente ignoradas por nuestros planificadores urbanos.

Tiene distribución amplia, principalmente en los países tropicales y subtropicales de América. www.fan-bo.org

 

Volver a Portada