www.hoybolivia.com/movil
Domingo 26 de octubre 2014
Mundo

Mataron a su hija porque no les gustaba su forma de vestir

03/08/2012 - 23:35:44

CNN.- Los padres de una joven de 17 años fueron sentenciados este viernes a al menos 25 años en prisión tras ser acusados de asesinar a su hija por su forma de vestir occidentalizada, según una vocera de la corte británica.

Roderick Evans, juez de la corte de Chester Crown, en Londres, sentenció a Iftikhar y a Farzana Ahmed culpables del asesinato de Shafilea Ahmed, cuyo cuerpo desmembrado fue encontrado en la orilla de un río en febrero de 2004, meses después de su desaparición en el 2003.

La muerte fue el acto final de un largo esfuerzo de la pareja por hacer que su hija se comportara según sus creencias, dijo el superintendente detective Geraint Jones.

“Cuando esto falló, la mataron, un acto vil y vergonzoso”.

Al sentenciar a la pareja, Evans dijo que habían usado “intimidación, acoso y violencia psicológica” en un esfuerzo por forzarla a adoptar sus puntos de vista sobre lo que era culturalmente apropiado.

“Su problema era, en lo que se refieren como su ‘comunidad’, que la conducta de Shafilea estaba provocando vergüenza y su preocupación por ser avergonzados ante su comunidad era mayor que su amor por su hija”, dijo Evans a la pareja, de acuerdo con una transcripción ofrecida por funcionarios de la corte. “A fin de escapar de ese problema, mataron a Shafilea al asfixiarla en presencia de sus otros cuatro hijos”.

Melissa Powner, una amiga de la joven, dijo a reporteros que la condena dada a la pareja es la justicia que Shafilea merece.

“Si hay algo por lo que oramos es que esto, su hermosa cara y su trágica historia, inspire a otros a buscar ayuda y a darse cuenta de que este tipo de trato vil, no importa qué cultura o bagaje tengan, es inaceptable y que hay una forma de salir de él”, declaró Powner a reporteros.

La condena y sentencia en Chester, Inglaterra, ocurre días después de que la madre de la joven modificó su declaración. Hasta entonces negaba los hechos, pero este lunes testificó que había visto a su marido atacar a su hija la noche en Shafilea murió. Iftikhar Ahmed negó haber matado a su hija.

El 30 de agosto, Farzana Ahmed testificó que había tratado de intervenir para proteger a la joven, pero que su esposo la empujó y la golpeó, de acuerdo con ITV, afiliada de CNN. Añadió que estaba “extremadamente asustada” cuando salió del cuarto y que permaneció con sus otros hijos hasta que escuchó que un carro se iba de la casa 20 minutos más tarde.

Cuando su marido volvió solo le preguntó dónde estaba su hija, dijo.

“Si te preocupa tu vida y la de tus hijos, nunca más me vuelvas a hacer esa pregunta”, le respondió, según el reporte de ITV.

Farzana Ahmed testificó el lunes que sólo uno de sus hijos, Mevish, estuvo presente cuando ella vio a su marido atacar a Shafilea.

Otra de las hijas de la pareja, Alesha, testificó el mes pasado que ella había visto a sus padres matar a su hermana.

Alesha dijo que sus padres estaban enojados porque Shafilea vestía una blusa con cuello v, manga corta y sin suéter, la noche en que fue asesinada.

“Acabemos esto aquí”, dijo Farzana a Iftikhar, según su hija.

Ambos arrojaron a Shafilea al sofá y la asfixiaron, según Alesha.

El abogado Andrew Edis llamó a esto “un acto de asfixia de ambos padres actuando juntos".

La policía revisará más evidencia y podría decidir buscar más cargos, de acuerdo con el jefe de los detectives, Chris Ankers.

El fiscal Helen Morris usó el veredicto como una oportunidad para llamar a otros que puedan estar sufriendo violencia similar o abusos a “tener fe en el sistema de justicia”

Los llamados crímenes de honor, en los cuales los miembros de una familia matan a sus familiares a causa de su comportamiento que dicen los avergüenza, cobran la vida de unas 5,000 personas al año, de acuerdo con datos del Fondo de Población de las Naciones Unidas.

En Inglaterra se presentaron 234 casos de este tipo de crímenes en el 2011. Cerca de la mitad terminaron en condena.