hoybolivia.com/movil
2019-04-25
Pa韘


La cultura colla se expande en departamentos del oriente y el sur


16/04/2018 - 13:41:39
Opini贸n.- Beni, Pando, Santa Cruz y Tarija son los departamentos donde los bolivianos nacidos en el occidente, quienes tienen or铆genes aymaras, hacen expandir su cultura, tradiciones y, como efecto de la migraci贸n, marcan el crecimiento demogr谩fico

Seg煤n el soci贸logo Fernando Untoja, la influencia de los aymaras trasciende a territorios extranjeros; marcan su presencia en el norte de Chile y en especial en Argentina, donde los migrantes reproducen su cultura; su identidad se mantiene pese al contexto externo.

El desplazamiento de los aymaras hacia otras regiones bolivianas se acentu贸 desde la d茅cada y se aceler贸 en los 煤ltimos 30 a帽os. Untoja ilustra este proceso como el copamiento aymara del pa铆s. Las familias migraron a Santa Cruz, Tarija (Yacuiba), Pando.

Por ejemplo, Untoja cita el crecimiento demogr谩fico de Santa Cruz, que hace 50 a帽os solo ten铆a 50 mil habitantes, en la actualidad su poblaci贸n llega a 2.2 millones. La mayor铆a de la poblaci贸n es poblaci贸n "colla" o es "camba colla".

"Santa Cruz es colla en el fondo. La cultura camba no tiene capacidad de reproducirse, de marcar diferencia con su m煤sica, con su costumbre y con su negocio. Ellos no pueden hacer eso, mientras que los collas s铆 lo hacen", apunt贸.

Untoja destaca que los aymaras reproducen su cultura, se adaptan e incluyen a la gente que encuentran. Se caracteriza por ser una poblaci贸n abierta: "Uno puede ver a un aimara vendiendo pastillas, pero nunca se ver谩 a un chim谩n o a un yuracar茅 vendiendo chicle en el altiplano o trabajando de chofer en Beni, Santa Cruz o Pando", remarc贸.

Cuando se traslada a otra regi贸n, los aymaras se van con toda su identidad: comida, tradici贸n, m煤sica, ritos, as铆 reproducen su cultura. Sin embargo, esa tendencia en los actuales tiempos de globalizaci贸n es vista por algunos como invasi贸n.

La semana pasada se vivi贸 en Santa Cruz de la Sierra un hecho de racismo contra los collas; sali贸 a luz p煤blica un v铆deo, que pone en evidencia al docente Juan Carlos Herrera, de la Universidad Aut贸noma Gabriel Ren茅 Moreno, quien califica a unas estudiantes de ser "collas de mierda, ladrones, delincuentes y corruptos". El hecho ha sido denunciado en el Ministerio P煤blico.

Por las redes sociales tambi茅n circul贸 una fotograf铆a tomada en un supermercado de Santa Cruz, que etiquet贸 al pan "marraqueta", tradicional de La Paz, como "pan colla" .

A mediados de marzo, en un v铆deo difundido por redes sociales se ve a una mujer agredir a otra vestida de pollera de manera despectiva. El hecho ocurri贸 en un micro. En el video se observa a Ramona Cabrera humillando a la mujer de pollera haci茅ndole alusi贸n a su procedencia "colla" por haberle pedido permiso para sentarse a su lado: "De aqu铆 soy, no soy colla. 隆Carajo!", y la agredida responde: "A m铆 qu茅 me importa, se帽ora. Que sea colla o que sea camba".

Para el soci贸logo Untoja, estas actitudes provienen de gente racista y de pensamientos retr贸grada. Y dice que el calificativo de "colla" no debe ofender a un pace帽o, porque no se trata de un adjetivo.

Quienes convierten el sustantivo colla en adjetivo son personas que ven a los aymaras como invasores. "Hay cierta gente que se cree de la 茅lite cruce帽a. Lamentablemente esta actitud se reproduce en otras universidades: 麓la gente dice no soy colla pero est谩 corriendo a bailar morenada en el Gran Poder麓".

"La gente no quiere admitir la reproducci贸n de la sociedad aymara-quechua como identidad colla en estos tiempos", complementa.

La migraci贸n es fuerte. Hay una dominaci贸n "collana" que pretende ser hegem贸nica, no solo en el territorio nacional, sino fuera del pa铆s, por ejemplo en Chile se dedican al comercio y al negocio inmobiliario.

"Han retomado e invadido el norte chileno, solo Arica est谩 compuesto por el 70 por ciento de bolivianos", dijo Untoja.

Siguiente Nota