PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Lunes 20 de octubre 2014 Contacto
InicioDestacadasEspecialesEconomíaPolíticaLa PazSanta CruzCochabambaPaísMunicipio cruceñoMundoVideos especialesDeportesTecnología
EspectáculosCuriosidadesArte y CulturaHoy EventosMujer
         

El caso Pussy Riot da al traste con la buena imagen de Rusia

23/08/2012 - 10:37:59

RIA.- El Kremlin gastó millones de dólares para proyectar hacia Occidente una imagen positiva de la Rusia de Putin pero fue en vano por las repercusiones negativas del ‘caso Pussy Riot’, opina Piotr Verzílov, activista del arte político y esposo de Nadézhda Tolokónnikova, encarcelada junto con otras dos integrantes de este grupo punk.

“La publicidad negativa a raíz del caso Pussy Riot significa que todo ese dinero se ha perdido”,  declaró Verzílov en una entrevista a RIA Novosti.

Tolokónnikova, de 22 años, y sus compañeras María María Aliojina, de 24, y Ekaterina Samutsévich, de 30, fueron sentenciadas el 17 de agosto a dos años de prisión, por “gamberrismo”, tras una “oración punk” que protagonizaron en febrero pasado en la mayor catedral de Moscú y que incluía expresiones como “Mierda bendita” y “Virgen, echa a Putin”.

Según el tribunal, las jóvenes infligieron “una ofensa grave a los creyentes ortodoxos” y sólo una pena carcelaria podría “corregirlas”. La condena contra las Pussy Riot acaparó enorme atención mediática y fuertes críticas internacionales.

Verzílov, está seguro de que el grupo habría celebrado su “oración punk” en la moscovita Catedral de Cristo el Salvador, incluso si hubiera conocido de antemano las consecuencias.

“Es el precio que toca pagar”, afirmó este hombre de 25 años que tiene doble nacionalidad ruso-canadiense y actúa como fáctico portavoz de las Pussy Riot. “Lo único que tememos es que nuestra lucha tomará mucho tiempo. Se requieren unos 15 años para que en Rusia se produzcan cambios reales”.

Un caso mediático

La prensa internacional, según él, se centra exclusivamente en las Pussy Riot pero desatiende otros casos que preocupan a la oposición en Rusia.

Así, el periódico británico The Guardian les dedicó medio centenar de artículos desde febrero sin mencionar una sola vez el caso de Taisia Ósipova, diabética de 27 años y esposa de un activista opositor que en 2011 fue sentenciada a 10 años de cárcel por venta de drogas.

Defensores de Ósipova, quien tiene una hija pequeña al igual que dos integrantes encarceladas de Pussy Riot, sostienen que es un caso fabricado y que los estupefacientes se los cargaron cuando se negó a proporcionarle a la Policía la información sobre el marido. El entonces presidente Dmitri Medvédev calificó de excesivamente duro el veredicto contra Ósipova y llamó a una revisión de su expediente pero la mujer continúa entre las rejas hasta hoy.

Verzílov reconoció que a las personas fuera de Rusia les cuesta trabajo entender los casos como el de Ósipova mientras que lo de Pussy Riot tiene fácil proyección mediática.

“Nadie niega la influencia de Occidente. La banda Pussy Riot fue moldeada a partir de lo que pasaba en la vanguardia de la cultura occidental en las décadas de 1970, 1980 y 1990. Y cuando su protesta fracasó, fue fácil para Occidente usarla como ilustración de lo que sucede en Rusia”, dijo.

Putin “vengativo”

A Verzílov no le cabe ninguna duda de que Putin en persona, a quien las Pussy Riot mencionan en las tres últimas canciones, ordenó encarcelarlas.

“A Putin no le gusta perdonar a sus enemigos. Está claro que es un hombre vengativo”.

Previamente al veredicto, el presidente ruso expresó la confianza de que el castigo no sería demasiado duro. Su comentario dio lugar a las más diversas interpretaciones, entre otras cosas, porque el “gamberrismo” se sanciona en Rusia con penas de hasta siete años de cárcel.

“Pero difícilmente se imaginaba (…) que (la canciller alemana) Angela Merkel fuera a hacer declaraciones (sobre el caso Pussy Riot) o que el primer ministro británico David Cameron le preguntara por una banda punk”, dijo Verzílov.

Apoyo de Occidente

Verzílov no esperaba que la Casa Blanca, Merkel y otros representantes del estamento político de Occidente condenaran la sentencia contra las Pussy Riot, por “desmesurada”. En cuanto al apoyo por parte del ex Beatle Paul McCartney o la diva pop Madonna,  rechaza la idea de que las estrellas del mundo del espectáculo sean inaptas para expresarse sobre un caso legal en la remota Rusia.

“A uno no le hacen falta amplios conocimientos sobre Arabia Saudí para darse cuenta de que algunas jóvenes son apedreadas allí. Lo mismo con las Pussy Riot, no necesitas saber mucho sobre Rusia para entender que madres jóvenes son encarceladas tras haber interpretado una canción de protesta en una iglesia”.

Verzílov trazó analogías entre las Pussy Riot y la cruzada que fundamentalistas cristianos en EEUU iniciaron contra Madonna tras el lanzamiento de su controvertido álbum Like a Prayer, en 1989, o la tormenta que desencadenó una broma de John Lennon, de que los Beatles son “más populares que Jesús”.

“Esta clase de cosas pasan en Occidente pero no derivan en sentencias de encarcelamiento. Así que la gente puede comparar con facilidad y entender lo que sucede hoy en la Rusia de Putin”.

Arte de guerrilla

Verzílov y Tolokónnikova se hicieron famosos en Rusia tras fundar en 2007 el grupo del arte de guerrilla Voina, que se escindió más tarde en dos facciones rivales. En mayo de 2008, él y  su esposa, en una fase avanzada del embarazo por aquellas fechas, fornicaron delante de las cámaras durante una orgía que organizaron junto con otros activistas  en el Museo Zoológico de Moscú, como protesta contra la investidura del presidente Dmitri Medvédev.

“No me arrepiento en absoluto. Ni creo que nuestra hija vaya a sentirlo tampoco. ¿Acaso los hijos de las estrellas de Hollywood se sienten molestos por las escenas eróticas en que participan sus padres?”, dijo.

El grupo Voina se dividió en 2009. Una de las facciones afirmó que Verzílov es “un provocador” y un soplón policial, acusaciones que él descarta como “infundadas y absurdas”.  “Nunca las avalaron con nada”, dijo.

Odio ortodoxo

Mientras partidarios de la libertad de expresión se erigen en defensa de las Pussy Riot y muchos creyentes ortodoxos desaprueban su encarcelamiento, otros rusos no ocultan su odio hacia ellas.

“Claro que Cristo enseñaba a la gente a perdonar a sus enemigos pero, igual, a esas p*tas hay que confinarlas de por vida”, comentó Svetlana, una joven moscovita a la que entrevistamos a la entrada de la Catedral del Salvador.

Verzílov siente que la protesta haya herido los sentimientos de muchos creyentes. Sin embargo, considera que “las personas de edad confunden muchas veces valores conservadores y tradicionalistas”.

“El cristianismo habla del perdón y el amor y la capacidad de encontrar compasión hacia tus ofensores”, recordó.

Por alguna razón, esta gente “no se siente ofendida cuando el Patriarca Kirill se mete en política”, agregó en alusión a un comentario que el jerarca de la Iglesia Ortodoxa de Rusia hizo en vísperas  de las elecciones presidenciales del 4 de marzo, de que la permanencia de Putin en el Kremlin en 2001-2008 fue “un milagro de Dios”.

El futuro de las Pussy Riot

La defensa planea recurrir el veredicto contra las Pussy Riot la semana que viene.

Verzílov descarta la posibilidad de solicitar un indulto en caso de que el recurso sea rechazado. Su esposa, Nadezhda, dice al respecto: “Que Putin nos pida perdón”.

Tolokónnikova, Aliojina y Samutsévich serán trasladadas próximamente a diversas colonias penitenciarias donde deberán permanecer 14 meses que les quedan de la condena tras la deducción del plazo ya transcurrido en prisión preventiva.

A diferencia del abogado, Verzílov no se preocupa por la seguridad de su mujer en la colonia. “Es bastante carismática y sabe hablar con la gente”. Además, “las autoridades velan por ello; con tanta atención hacia el caso, habría una reacción muy amplia si les pasara algo, así que tendrán mucho cuidado”, señaló.

Noticias Recientes de Mundo

Debido a que nuestra sección comentarios es de libre expresión y sin restricciones y por las implicaciones que conlleva el artículo 16 de la Ley contra el racismo nos vemos obligados eliminar este canal de opinión de nuestros lectores

Artículo 16.(Medios masivos de comunicación)
El medio de comunicación que autorizare y publicare ideas racistas y discriminatorias será pasible de sanciones económicas y de suspensión de licencia de funcionamiento, sujeto a reglamentación".

DATOS

Opinión

Carlos Federico Valverde BravoLa tentación totalitaria del Presidente

Fernando Rodriguez MendozaResaca electoral

Humberto Vacaflor GanamLa revolución americana

Dante N. Pino ArchondoApenas es octubre

Humberto Vacaflor GanamIdeas para la crisis

Mensaje de fe

Carlos ReyUna relación secreta que me molesta

Carlos ReyEl Dandy dominicano

OraciónOración para recibir a Cristo



¿El MAS ganará las elecciones nacionales?
SI
NO
Ver Resultados





Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2014
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0