PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Sábado 01 de noviembre 2014 Contacto
InicioDestacadasEspecialesEconomíaPolíticaEmpresaLa PazSanta CruzCochabambaPaísMunicipio cruceñoMundoVideos especialesDeportesTecnología
EspectáculosCuriosidadesArte y CulturaHoy EventosMujer
         

La ciudad y los perros: 50 años del viaje literario de Vargas Llosa


21/06/2012 - 19:34:46

CNN.- Hace cincuenta años la aventura literaria de Mario Vargas Llosa inició con La ciudad y los perros, una novela que contribuyó de forma decisiva al llamado boom latinoamericano, junto a escritores de la talla de Carlos Fuentes, Gabriel García Márquez y Julio Cortázar.

Vargas Llosa no suele releer sus obras, sin embargo, en el marco de este aniversario el escritor sintió "una gran nostalgia" de la época en que escribió La ciudad y los perros al participar en la reedición conmemorativa de su novela coordinada por la Academia de la Lengua Española.

Para el Premio Nobel de Literatura 2010, esta historia ambientada en un colegio militar en Perú fue su primera "obra ambiciosa" y, al enfrentarse de nuevo a ella, se acordó mucho de aquellos comienzos en los que "nunca" pudo "imaginar que esta novela tendría la historia que ha tenido y, mucho menos, que 50 años después estaría todavía viva", informó la agencia EFE.

Un libro no solo es fruto de "la fantasía y la imaginación" sino también de la experiencia vivida, y la que reflejó el gran escritor peruano en su primera novela fue el tiempo que pasó en el colegio militar Leoncio Prado, donde su padre lo matriculó para que se le quitaran las ganas de dedicarse a la literatura.

En este colegio, Vargas Llosa descubrió el país donde había nacido. Fue para él "una gran aventura" y desde entonces soñó con reflejarla en un libro.

A ese colegio iban muchachos de todas las clases sociales del Perú, "con sus prejuicios, sus resentimientos y rencores". La experiencia "no fue grata" para el futuro novelista, que sufrió "mucho con la disciplina y con la violencia" que reinaba en aquel centro, señala EFE.

En la novela, Vargas Llosa narra la forma en como un grupo de jóvenes aprende a sobrevivir a ese ambiente lleno de prejuicios raciales y las diferencias entre clases sociales y económicas, y donde la transgresión de las normas establecidas parece ser la única salida.

Según apunta la Real Academia Española en su sitio, La ciudad y los perros es un parteaguas en la literatura latinoamericana al pasar de la temática indigenista, "hacia un terreno cotidiano, la realidad presente del ciudadano americano, vertebrado".

Para escribir su primera obra, Vargas Llosa se inspiró en especial en el escritor estadounidense William Faulkner, "el novelista que más ha influido en la literatura moderna latinoamericana", según el peruano.

A partir de esa tendencia 'faulkeneriana', el autor de El sueño del celta expone en su obra "una humanidad viciada y crudamente realista", con personajes que se presentan en su más "compleja estructura mental y social", señala la RAE en su sitio.

Vargas Llosa también le da crédito a la influencia del francés Gustave Flaubert, que decía que un escritor que nace sin talento, se lo puede labrar "a base de perseverancia, disciplina y terquedad", apunta EFE.

Empezó a escribir la novela en 1958, en Madrid, en su casa y en una tasca de la calle Menéndez Pelayo llamada El Jute, y la terminó en una buhardilla de París.

El manuscrito "estuvo rodando como un alma en pena de editorial en editorial", recuerda Vargas Llosa en el prólogo, hasta que llegó a manos de Carlos Barral, director de Seix Barral, que lo presentó al premio Biblioteca Breve y tuvo que sortear mil dificultades para superar la férrea censura franquista, indica EFE.

Según relató Vargas Llosa en la presentación de la nueva edición de La ciudad y los perros, las negociaciones con los censores duraron "casi un año" y al final le pidieron al escritor que cambiara ocho frases.

En una de ellas sustituyó el "vientre de ballena" que tenía el coronel, director del colegio, por "un vientre de cetáceo", y en otra cambió "el burdel" por el que solía merodear el capellán por "un prostíbulo", términos que, al parecer, eran más del agrado del censor. Las frases fueron restauradas después en la segunda edición de Seix Barral, apunta EFE.

El escritor peruano no sabe qué influencia pudo tener su primera novela en el Perú de la época, pero está "absolutamente convencido" de que "una sociedad que lee buena literatura es más crítica y menos manipulable que otras".

"Una sociedad impregnada de buena literatura es más exigente con el mundo en el que vive y con las instituciones que la gobiernan; exige más porque sueña más, porque desea más", apuntó este miércoles en la presentación conmemorativa de su novela.

Esta cuidada edición de La ciudad y los perros publicada por la editorial Alfaguara está a la venta en España y, en dos semanas estará disponible en todos los países hispanoamericanos.

Noticias Recientes de Especiales

Debido a que nuestra sección comentarios es de libre expresión y sin restricciones y por las implicaciones que conlleva el artículo 16 de la Ley contra el racismo nos vemos obligados eliminar este canal de opinión de nuestros lectores

Artículo 16.(Medios masivos de comunicación)
El medio de comunicación que autorizare y publicare ideas racistas y discriminatorias será pasible de sanciones económicas y de suspensión de licencia de funcionamiento, sujeto a reglamentación".

DATOS

Opinión

Rodolfo Mier LuzioPerú insiste en robar

Humberto Vacaflor GanamUna buena explicación

Mensaje de fe

Carlos ReySu príncipe azul: un camaleón

Hermano PabloEl ojo que nunca duerme

OraciónOración para recibir a Cristo



¿Fracasó la derecha en las elecciones?

No
Ver Resultados





Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2014
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0