PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Viernes 22 de agosto 2014 Contacto
InicioDestacadasEspecialesEconomíaPolíticaLa PazSanta CruzCochabambaPaísMunicipalesMundoVideos especialesDeportesTecnología
EspectáculosCuriosidadesArte y CulturaHoy EventosMujer
           
Moira Sandoval Calvimonte

Bullying periodístico y otros nerviosismos


2014-08-20 - 11:12:36

Hace poco expresé en mi artículo “Qué será lo que tiene el Tuto”, el evidente problema de los candidatos de oposición que deberán competir por el mismo ámbito de electores el próximo 12 de octubre: la clase media. Este, es el único aspecto en que coincido con una pregunta realizada por el abogado Andrés Gómez al candidato Jorge Quiroga Ramírez en el programa USTED DECIDE, de Red Uno.

Debo confesar, que luego de ver el video difundido por Eju!, sobre el programa en cuestión, sentí vergüenza ajena porque el referido entrevistador inauguró un nuevo estilo de periodismo: el bullying televisivo.

Este comportamiento solía ser común en los comentaristas del canal estatal, que se dirigían hacia opositores imaginarios (no presentes en el set) repitiendo frases aprendidas de sus líderes gobernantes.  Sin embargo, es la primera vez que veo que se practica bullying –por llamarlo coloquialmente- a un entrevistado, por la osadía de ser candidato y no desistir de ello, siendo entonces objeto de escarnio público bajo el pretexto de la “unidad opositora”.

Entiendo que Quiroga Ramírez goza de prerrogativas constitucionales para libremente candidatear, en tal calidad fue habilitado por el Órgano Electoral, de manera que cualquier otra acción para hacerlo desistir de su candidatura presidencial, es bastante lesiva a sus derechos fundamentales y no puede pasar por un acto inocente, so pretexto de ser una pregunta.

Para graficar, transcribo la interrogante planteada al candidato Jorge Quiroga: “Se están disputando usted y Samuel Doria Medina, el tercio de la población, entonces aquí viene el asunto: usted quiere pasar a la historia como el político que sacrifica sus ambiciones personales…no? O es que quiere pasar a la historia como el político que eternizó a Evo Morales y no sacrificó, por no sacrificar sus ambiciones personales?”

Considero la pregunta del ciudadano Andrés Gómez, una medida de presión inaceptable, por dos motivos:

Primero: Si de favorecer a la unidad se trata, y como señaló el entrevistador, tanto Samuel como Tuto disputan el tercio de la población, por qué no se le plantea al otro candidato que renuncie?

Por otra parte, cuando el señor Andrés Gómez asume que es otro el candidato que encarna la “unidad", me gustaría saber quién determinó aquello, o mejor aún, le pregunto al entrevistador, si él conoce alguna información que para mi es desconocida -y no acepto como respuesta las encuestas- que permita afirmar que el liderazgo natural, divino o mesiánico de la unidad recae en Samuel y no en Tuto.

Segundo: Cuando se hace una pregunta al entrevistado, donde la única alternativa era renunciar a su candidatura, para no pasar a la historia como el responsable de eternizar a Evo Morales, ello desnuda la preferencia electoral de quien hizo tal planteamiento (a favor de Samuel Doria) cosa que no debiera ocurrir con quien pretende ser un periodista imparcial.

En este sentido, invocar al candidato presidencial Jorge Quiroga, a que desista de candidatear, bajo pena de que si no lo hace pasará a la historia como el “político que eternizó a Evo”, es bastante pretencioso, constituyendo un novedoso “bullying periodístico”, más que agorero de los resultados.

Me atrevo a afirmar que una buena estrategia de márketing posiblemente tuvo efecto en los electores indecisos, al punto que estaban dispuestos a conferir su voto a Samuel Doria Medina, supuesto candidato de la unidad.
Pero al ingresar Jorge Quiroga en escena, el nerviosismo del gobierno, como así también del candidato de UD, despliegan acciones sincronizadas, dirigidas a que Jorge Quiroga desista de participar en las justas electorales, actos tales como el enjuiciamiento -ilegítimo- que llevó a cabo el gobierno sobre este ciudadano, pocos meses atrás.  

Las razones son obvias: para el gobierno, es un candidato fuerte (motivos que ya expliqué en mi artículo señalado) y para UD, que hasta entonces cómodamente obtenía los votos de una oposición anti-Evo, sin mayor mérito que el despliegue del slogan “la unidad es el camino”, capitalizando el éxito electoral del Beni. Al fin y al cabo son buenos empresarios.

Por la complacencia con que el gobierno se confronta televisivamente al candidato Samuel Doria Medina, se podría concluir que es el opositor a su medida: sin perspectivas de hacerle sombra a Evo Morales y sin posibilidad de invadir en intención de voto al área rural.  Entonces, de manera clara, al gobierno no le estorba Samuel Doria Medina, pero sí le incomoda Jorge Quiroga.

Dije también, en mi anterior artículo, que desgranar las fortalezas de uno y otro candidato no me inducía automáticamente a favorecer con mi voto a Quiroga Ramírez, quien –según mi análisis- tiene mayor potencial. Sin embargo, de continuar los ataques tanto del gobierno como de la otra facción de la oposición, lograrán victimizarlo a tal punto, que posiblemente deba otorgarle mi voto, al representar el binomio que es odiado por el gobierno y por la oposición -que ahora se ve más claro- es funcional al régimen.

* Abogada.

Más publicaciones de Moira Sandoval Calvimonte
DATOS

¿El MAS ganará las elecciones nacionales?
SI
NO
Ver Resultados

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2014
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0