PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Domingo 16 de diciembre 2018 Contacto
InicioDestacadasEspecialesEspectáculosEconomíaPaísMundoDeportes
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
José Percy Paredes Coimbra

Macri y la tierra prometida...


2018-10-03 - 11:35:56
Desde su campaña electoral, el ahora presidente, Mauricio Macri prometió cambios, prometió mejoras, prometió bonanza, prometió elevar el nivel de vida de la población argentina, prometió encerrar a los corruptos y otras tantas promesas.

Al mejor estilo mesiánico, todo mejoraría después de que el pueblo lo eligiera presidente! Pues bien, ya van más de mil días de presidente en ejercicio y Argentina se ahoga en una crisis económica sin precedentes en el actual milenio.

Lo que prometió ser alegría permanente para los argentinos, hoy sólo es incertidumbre, tanto así que el 60% de los que ayer votaron por Macri, hoy dicen que no lo volverían a hacer. La clase media que pensó que las promesas de Macri se cumplirían y que tendrían mayores ingresos, ven con impotencia cómo el peso argentino cae frente al dólar, como la inflación les golpea encareciendo la canasta básica de alimentos, el transporte, la materia prima, luz, agua, gas y espantando a los clientes que hoy por hoy tienen que hacer ajustes y priorizar sus gastos.

En lo que va del año el peso argentino se devaluó un 55%, los productos de la canasta básica aumentaron un 32%, el transporte aumentó un 40%, los servicios que hasta el anterior gobierno fueron subvencionados, aumentaron en un 1.000% (agua, luz, gas). Sólo en este último mes, la economía cayó un 5% frente a un crecimiento inflacionario del 6%, repito, estos datos son sólo del último mes, porque la caída de la economía y el crecimiento de la inflación se vienen dando constantemente desde enero de este año.

Estos datos también significan que la industria nacional argentina está mal de salud y muchas empresas ya tuvieron que cerrar sus puertas, lo que significa mayor desempleo, menor poder adquisitivo de la población y el ahondamiento del ciclo de pobreza. De acuerdo a encuestas realizadas por el Instituto Nacional de Censo y Estadísticas, en Argentina, el 70% de los argentinos sienten que están peor que en Diciembre del 2015, antes de que el actual presidente asumiera.

Asimismo, el Banco Central de la República Argentina, ya tuvo tres presidentes en lo que va del año. Luis Caputo, del entorno más cercano del presidente Macri, fue el segundo presidente de esta entidad luego de que el gobierno uniera el Ministerio de Finanzas con el de Hacienda. Luis Caputo estaba a la cabeza del Ministerio de Finanzas y pasó a ser el presidente del Banco Central, mientras que Nicolás Dujovne, continuó como Ministro de Hacienda.

El cambio continuo de presidentes del Banco Central también es una señal de problemas al interior del equipo del presidente Macri. Luis Caputo renunció al cargo por tener choques de enfoque o ‘diferencias’ con el ministro Dujovne y con las recetas del propio Fondo Monetario Internacional, instancia a la cual el presidente Macri buscó para pedir un salvavidas económico para salir de la crisis.

"Que renuncien dos presidentes del Banco Central en cuatro meses, ya es un hecho exótico. Si además, en ese mismo período, se van el vicejefe de Gabinete y el ministro de Energía, cualquier observador externo percibirá un Gobierno en descomposición", señaló Ernesto Tenembaun, columnista de Infobae.

Justamente la renúncia de Luis Caputo se dio durante el viaje del presidente Macri a Estados Unidos, donde aprovechando su participación en la reunión de Naciones Unidas, también se reunió con la directora/gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde y con posibles acreedores. Al parecer las condiciones del FMI no fueron del todo aceptadas por Luis Caputo que prefirió dar un paso al costado, quedando al frente del Banco Central, Guido Sandleris, el segundo hombre del Ministerio de Hacienda y parte del equipo de negociadores argentinos con el FMI.

A Luis Caputo le tocó la peor devaluación del peso argentino frente al dólar, en lo que va del siglo, en apenas un día el peso cayó un 15% y, para frenar los efectos de la caída, el Banco Central subió las tasas de interés del 45 al 60% (hecho que es un récord mundial) y aplicó intervenciones controladas en el mercado. Siendo este justamente un punto de inflexión entre Caputo y el gobierno Macri dispuesto a aceptar cualquier condición del FMI; especialmente si consideramos que el FMI sugirió al gobierno argentino que no hayan intervenciones y que el peso argentino oscile libremente, de acuerdo al mercado.

Luego de asumir la presidencia del Banco Central, Guido Sandleris, anunció que intervendrán en el mercado si el peso supera las 44 unidades por dólar americano. La noticia de la renúncia de Caputo y su reemplazo por Guido Snadleris fue muy bien recibida por el FMI que anunció su confianza en el gobierno Macri y en la gestión de Sandleris a quién conocen por su participación en las negociaciones.

Tal es así que el presupuesto comprometido por el FMI, cincuenta mil millones de dólares, que serían entregados en el año 2021, serán entregados en 2019 y, el monto acordado para 2018, que era de 6.000 millones pasó a ser 13.400 millones, incrementándose en 7.400 millones de dólares, los cuales estarán totalmente destinados al pago de la deuda, liberando así el demás monto para su utilización en frenar la crisis argentina.

A decir de Lagarde: “Confiamos en la Argentina, este es el desembolso más grande de la historia del FMI”, dijo la directora del organismo. Toda esta ‘confianza’ también genera desconfianza; el analista político Eduardo Fidanza afirmó: "La política económica de aquí en adelante viene marcada por el Fondo".

De acuerdo a Héctor Daer, uno de los líderes de la poderosa Confederación General del Trabajo (CGT), que el martes impulsó una huelga general que paralizó Buenos Aires: "Volvemos a darle la presidencia del Banco Central a un funcionario que queda marcado por un dato: tiene todos sus ahorros fuera del país, en un banco de Estados Unidos”, refiriéndose al nuevo presidente del Banco Central, que al igual que el Ministro de Hacienda, tiene la mayoría de sus recursos en dólares y a buen recaudo fuera del país que representan.
La CGT ya realizó cuatro huelgas generales en contra de las medidas exigidas por el FMI que, al parecer, ya son un hecho consumado para el gobierno Macri. La alegría prometida y la tierra de abundancia y miel, al parecer sigue a la vuelta de la esquina, de la otra esquina, de la otra esquina y, depende totalmente del Fondo Monetario Internacional!!!

Y las Naciones Unidas y ni la OEA dicen nada, de la lamentable situación en la que se encuentra el pueblo argentino.

Más publicaciones de José Percy Paredes Coimbra

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2018
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0