PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Martes 25 de septiembre 2018 Contacto
InicioDestacadasEspecialesEspectáculosEconomíaPolíticaPaísMundoDeportesCuriosidades
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer
           
Álvaro Riveros Tejada

Una propuesta indecente


2018-06-19 - 18:37:11
Entre las grandes ventajas que ha supuesto para Bolivia el oneroso viaje presidencial a Moscú, al margen de ser la tercera vez que lo realiza para asistir a la inauguración de un campeonato mundial de futbol, cabe destacar la entrevista que sostuvo con el exfutbolista argentino Armando Maradona, en el programa de TV “De la mano del 10” que éste conduce, y se emite por la cadena Telesur.

En dicha oportunidad, el polifacético futbolero habría propuesto a S.E. su intención de: “Llevar a Bolivia al Mundial”, después de que el mandatario recordara el apoyo que Maradona brindó a Bolivia, para dejar sin efecto el veto a la altura impuesto por la FIFA y la deuda pendiente que la Asamblea Legislativa Plurinacional tiene con él, de otorgarle un reconocimiento por tan patriótica actitud.

Al parecer, poca o ninguna fue la actuación de este pijotero con respecto a ese veto, pues Bolivia conoce de memoria cómo y quienes gestionaron la suspensión de tan injusto veto. En lo que a Maradona atañe, baste recordar sus declaraciones, luego de la victoria de Wilstermanvs - RiverPlate, en el marco de la Copa Libertadores, por 3 a 0, en el estadio Capriles de Cochabamba: “River perdió en Oruro (confunde con Cochabamba) porque no se puede dominar la pelota en la altura”. Semejantes afirmaciones nos dejan entrever que el sujeto, o es agente secreto de River, o es un enemigo declarado de la altura altiplánica.

Entonces, ¿por qué Maradona propondría tan comedidamente a llevarnos al mundial? La respuesta es sencilla y de conocimiento general. Su carrera futbolística, abruptamente abortada por su drogadicción, lo llevó a improvisar como director técnico, gracias a su antiguo prestigio y a la ayuda de sus patrocinadores políticos, donde la única campaña que ganó fue la de hacer dinero y socios que le permitan y compartan con él las ganancias.

Cargando esa pesada mochila de toxicómano, recaló en Cuba, en búsqueda del mecenazgo de los Castro, portando un tatuaje del Che Guevara en la pantorrilla, como su carnet de revolucionario y su pasaje a los países que, a la sazón, se estaban embarcando en el populismo como: la Argentina kirchnerista, Venezuela y hasta los emiratos árabes que estuvieron dispuestos a emplearlo, valorando más su prestigio pasado, que su inútil presente deportivo.

En estos últimos doce años de opulencia, el gobierno ha derrochado tanto tiempo y dinero en canchitas con césped sintético, como si ellas nos volviesen a llevar a un campeonato mundial. En ese tiempo perdimos miserablemente la oportunidad de formar cuadros de atletas que, habiendo sido reclutados a sus diez años, hoy conformarían una selección de estrellas casi imbatibles. De ahí que traer al Pelusa, como director técnico, sólo significaría un inevitable fracaso y el dispendio de millones de dólares, que podrían ser destinados a la rehabilitación de jóvenes que han sido presa de la drogadicción y no cuentan con los padrinos, ni los medios para salir de ella, salvo que se dediquen como Pelusa, a improvisar propuestas indecentes.

Más publicaciones de Álvaro Riveros Tejada

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2018
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0