PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Domingo 24 de junio 2018 Contacto
InicioDestacadasEspecialesEconomíaPolíticaPaísMundoDeportesCiencia y TecnologíaEspectáculosViral
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer
           
Dante N. Pino Archondo

Los grandes retrocesos que provoca el socialismo


2018-05-28 - 18:10:55
Cuando las cosas están bien, pero van mal hay que preocuparse. Según datos que nos proporciona el profesor Gonzalo Chávez, la deuda externa a 2017 representa el 25 % del PIB y eso que el año 2007 se redujo en el 17 % hasta llegar al 15% del producto, en otras palabras, Bolivia tuvo un perdonazo de su deuda por gestiones anteriores al gobierno del señor Morales muy importante, tan importante que ese alivio significo volver a respirar con nuestros propios pulmones. Lo que no se entiende entonces es porque diez años después la deuda vuelve a colocarse en porcentajes peligrosos respecto al PIB. Chávez nos dice que entre el 2007 y el 2017 la deuda externa creció en un 47 por ciento del PIB.Esto significa que Bolivia paga 583 millones de dólares anuales entre intereses y capital.

Este endeudamiento se explica porque tenemos que cubrir nuestros déficits tanto comerciales como fiscales. El año 2017 la economía registró un déficit comercial de 1.302 millones de dólares, dejando atrás con este resultado los superávits que tuvimos en años anteriores, entre el 2005 y el 2014 (datos de Nueva Economía) las exportaciones bolivianas pasaron de menos de 3 mil millones de dólares a 13 mil millones, generando saldos a favor que llegaron el año 2012 a 3 mil millones de dólares. Es decir, como nunca en la historia nacional tuvimos una bonanza comercial como esta. Lo que hay que remarcar en estos resultados es la dependencia de las exportaciones de gas y minerales que significan el 82 por ciento del valor exportado.

Y en esta dependencia del gas y minerales esta la clave. Veamos el tema del gas acudiendo a los datos que nos enseña Mauricio Medinacelli, experto en temas petroleros - y que están recopilados en el blog de Humberto Vacaflor- según estos, la producción de gas del campo San Alberto que fue en su momento un mega campo ha caído a 4,2 millones de metros cúbicos por día y las proyecciones dan por hecho que se agotará en un año y medio. La falta de gas ha ocasionado que la planta de propileno proyectada a un costo de 2.200 millones de dólares y se constituya en el ejemplo del proceso de industrialización se haya descartado, al mismo tiempo la planta separadora de gas, por la misma razón, solo trabaja al 23 por ciento de su capacidad.

Expertos en hidrocarburos y conocedores de la situación en Bolivia anuncian que las actuales reservas de gas se acabaran en cuatro años si no es antes. El consumo interno actual es de 14 millones de metros cúbicos por día, este consumo sumado a los contratos para la provisión de gas con Brasil y Argentina nos avisan que llegará el momento en que tengamos que importarlo, será entonces que podremos evaluar el costo que significó la guerra del gas y la heroicidad de los que la provocaron.

El gobierno del presidente Morales ha tenido unos años maravillosos de bonanza económica y como todo hijo opa que hereda millones y no le ha costado producirlos se puso a gastarlos como nuevo rico.

Esos tiempos ya pasaron, como pasa todo y nos deja los olores de una fiesta de doce años. Ahora vienen los dolores de cabeza. Con nuevos ingresos que sumaron mas de 53 mil millones de dólares en las arcas fiscales, nos endeudamos en el 47 por ciento del PIB, es decir, teniendo dinero pedimos prestado y ahora que esos ingresos van caída libre, la deuda comienza a pesar en la economía. Hay que ser socialista para poder explicar esto. Pasamos de tener superávits a tener déficits, teniendo ingresos millonarios y para colmo acrecentamos la deuda externa y la deuda interna, con plata en la billetera.

Sin gas en el corto plazo, con precios bajos en los minerales, sin haber logrado agregar valor a nuestras exportaciones, sin haber desarrollado la agricultura y la ganadería, sin haber revertido los indicadores de una educación que va de mal en peor, sin haber resuelto la cobertura y atención de la salud pública, sin otro grito que patria o muerte socialismo, nos encontramos ahora en el mismo punto de partida en el que estuvimos en 1980. El gobierno del señor Morales ha hecho retroceder la economía nacional en 38 años. En 1980 Bolivia vivió una crisis muy dura, gran parte de la deuda estaba causada por el mantenimiento de empresas estatales deficitarias, como las que tenemos nuevamente, por una empleomanía estatal macro cefálica como la que tenemos ahora, por la corrupción derivada del poder político manejando empresas estatales y contrataciones sin controles como estamos viviendo ahora, todos los males que pasamos y que nos costó sangre y sacrificio superarlos se han retrotraído.

Si usted no comienza a preocuparse ahora y ha ejercer su derecho de petición al cambio de políticas no se queje luego cuando tengan que producirse los ajustes de precios, eliminación de las subvenciones, pérdida del poder adquisitivo de los ingresos y canasta familiar ajustada.

Más publicaciones de Dante N. Pino Archondo

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2018
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0