PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Lunes 20 de agosto 2018 Contacto
InicioDestacadasEspecialesEspectáculosEconomíaPolíticaPaísMundoDeportes
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer
           
José Percy Paredes Coimbra

Nuestra honda es la de David


2018-05-10 - 20:53:15
Así como en tiempos pasados hubo quienes luchen por su pueblo, hoy nosotros también lo hacemos; hubo una época en la que fue necesario guerrear, matar o morir y nosotros logramos vencer en las urnas, sin necesidad del uso de la violencia, a pesar de que fueron violentos contra nosotros, el pueblo.

Parece que fue hace mucho tiempo, pero el tiempo es relativo, además nuestra victoria no comenzó en aquel año 2006, sino que mucho antes. Comenzó cuando el pueblo cansado de las mentiras y de la corrupción se alzó en Cochabamba, en lo que se conoció como la guerra del agua y, a partir de ahí se ahondó el sentimiento de rechazo a los partidos tradicionales, el rechazo a los de siempre que robaban como nunca!
Hubieron oleadas marcadas de resistencia civil, por el agua, por el gas, contra impuestos abusivos y otras medidas nada populares, seguidas de un gobierno que nunca gobernó para posteriormente dar un paso al costado y permitir que se restablezca el equilibrio y la paz social en el país.

Esa tarea la cumplió a cabalidad el entonces presidente de la Corte Suprema de Justicia quien, por sucesión constitucional, estaba llamado a ser presidente interino del país. No rehuyó a su responsabilidad para con este pueblo y asumió dignamente las funciones presidenciales. Fueron tiempos de reestructuración y reposicionamiento.

Podemos comparar esa etapa con la etapa en la cual David, sabiendo que se enfrentaría con Goliat, elige cinco piedras planas y, con el único armamento que poseía, la honda, avanza decidido a vencer al gigante filisteo.

De igual manera nosotros, los movimientos sociales diversos, aglutinados en torno a un proyecto de país, a un proyecto de gobierno catalizado por el M.A.S., nos preparamos para enfrentar a los poderosos de las élites nacionales, a esos gigantes que, ensoberbecidos por haber mandado y desmandado en este país a su antojo, creían ser invencibles, creían ser los dueños del pueblo!
Su prepotencia fue su debilidad, se creyeron indestructibles, invencibles y recibieron la piedra en la frente, cayendo con todo su peso de cara sobre el suelo! Su cara continúa sobre el suelo y no logran levantar la frente. Siguen con su mirada hacia el piso porque mienten e intentan engañar al pueblo para volver a gobernar, pero tan pronto logren una mínima victoria, pretenden deshacer todo lo avanzado en este proceso de cambio.

Al igual que Brasil o Argentina, piensan echar por tierra todos los avances logrados en estos años de gobierno del pueblo; lo primero que pretenden desmantelar es la entrega de los bonos a los niños, a las madres de familia, a las mujeres embarazadas, a hombres y mujeres de la tercera edad que ya dieron al país todo lo que sus fuerzas les permitieron y hoy merecen ser reconocidos y de alguna manera recompensados; siguiendo con su mentalidad funesta, pretenden desaparecer la seguridad social ofrecida por nuestro gobierno a los y las trabajadoras del campo y la ciudad. Es decir, sólo piensan repetir la receta utilizada en nuestros hermanos vecinos.

Pero se equivocan en sus cálculos, porque nosotros sabemos, por todo lo que pasó en Brasil y Argentina, que el Goliat local, se está valiendo de propaganda mentirosa, de desinformación a la población y de mentiras descaradas en relación a las políticas que estamos implementando; siguen pensando que la población es ignorante y va a aceptar sin investigar, su perorata politiquera.

Mientras tanto, nosotros, tal como hizo David, vamos a defender la dignidad de nuestro pueblo, no vamos a permitir que lo vuelvan a poner de rodillas con las manos estiradas pidiendo sus derechos como si fueran limosnas. Nuestras piedras planas son la verdad de los hechos y nuestra honda es ser consecuentes con nuestros principios.

Principios que todo el pueblo boliviano conoce porque nunca les mentimos respecto a lo que pensamos y queremos para el futuro del país y, justamente por eso es que nos apoyaron y apoyan; es justamente por eso que podemos implementar políticas sociales, económicas, a nivel nacional o regional y saber que la población nos está apoyando; a pesar del juego sucio y de las mentiras, nuestra simple honda puede más que las lanzas de la mentira y armamentos mediáticos.

Más publicaciones de José Percy Paredes Coimbra

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2018
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0