PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Jueves 24 de mayo 2018 Contacto
InicioDestacadasEspecialesEconomíaPolíticaPaísMundoDeportesCiencia y TecnologíaEspectáculosViral
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer
           
Marcelo Ostria Trigo

El Estado empresario


2018-05-02 - 18:26:24
Hay una permanente discusión sobre el papel que el Estado debe desempeñar en la vida de las naciones. Esto no solamente se limita a la confrontación de ideas —lo que es bueno en la tarea de esclarecimientos conceptuales—, sino que se ha erigido como uno de los puntos de mayor divergencia y enfrentamiento, especialmente en nuestra región durante el pasado empuje —ahora muy menguado— del populismo que se basa en el Socialismo del Siglo XXI de Heinz Dieterich Steffan.

Las órdenes “nacionalícese” del desaparecido presidente venezolano Hugo Chávez, han sido —y aún son— inspiración y guía para los que se empeñan en erigir en nuestra región Estados empresarios que intervienen en todo, que se apoderan de bienes y emprendimientos privados y que, al final, se debaten entre la corrupción y los déficits insalvables.

No es necesario, para sentir los efectos de esa intervención, el completo avasallamiento estatal de la economía. Bastan los ejemplos de las empresas creadas recientemente que, casi sin excepción, ya operan a pérdida o han paralizado actividades, para advertir sus resultados: mala administración, clientelismo, sectarismo en la designación de directivos y, sobre todo, corrupción desenfrenada.

La dañina intervención del Estado es lo que, en buena medida, precipitó la grave crisis en Venezuela, donde el aparato “productivo estatal fracasó en todos los proyectos económicos del gobierno; (y) se hundieron en la incompetencia”. No hay diferencia con lo que se intenta en nuestro país, y los malos resultados son los de las empresas creadas por el régimen.

Lo sucedido en Venezuela por la acción del chavismo lamentablemente no se toma como ejemplo de lo que hay que evitar; es decir no insistir en políticas que solo conducen al fracaso y al desencanto. Pero los lazos y la solidaridad entre populistas parecen ser más fuertes que las malas experiencias. Es que se insiste en repetir fórmulas que ya terminaron mal: “El presidente Evo Morales inauguró la mañana de este viernes (27 de abril) la reunión de gabinete ampliado que tiene como agenda evaluar temas como la inversión pública” informa el diario La Razón de La Paz. Añade que se trata de “la creación de nuevas empresas públicas”. Y pone en evidencia que se planteó “una evaluación de las empresas públicas creadas, de las nacionalizadas y perfilar la creación de nuevas”, insistiendo en ese dudoso “no estamos mal, estamos bien”.

¡Qué manera de confirmar que el hombre es el único ser que se tropieza en la misma piedra! Y esto pone en evidencia: “Por sus frutos los conoceréis” (Mateo 7.1520).

Más publicaciones de Marcelo Ostria Trigo

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2018
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0