PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Sábado 25 de octubre 2014 Contacto
InicioDestacadasEspecialesEconomíaPolíticaEmpresaLa PazSanta CruzCochabambaPaísMunicipio cruceñoMundoVideos especialesDeportesTecnología
EspectáculosCuriosidadesArte y CulturaHoy EventosMujer
           
Víctor Vargas Montaño

¿Cuándo y cómo se valora el voto ciudadano?


2012-07-04 - 22:35:57

Si hacemos un breve repaso, resulta que en nuestra débil democracia, cuando apenas empezábamos a construirla como sistema de vida política, llega el socialismo del “Siglo XXI” y nos la desbarata. Entonces uno se pregunta, ¿Cuándo y cómo se valora el “voto ciudadano”?

Respondiendo la interrogante diríamos que en nuestro medio, solo vale cuando favorece a los intereses de los más fuertes, de aquellos que se enquistan en el poder del Estado por medio del voto popular y luego olvidan el modo en que llegaron, no reconocen la voz del pueblo, tergiversan el verdadero sentir de la sociedad y la acomodan a su antojo, dicho en términos concretos, se envilecen.

De acuerdo a nuestra historia, casi siempre fue así, esa es la regla de nuestros gobernantes con muy honrosas excepciones que pasaron casi imperceptibles, sino, ¿Cómo se explica que Bolivia haya exportado toda clase de recursos naturales y siga siendo pobre como Estado?, ¿Cómo es posible que nuestra educación y nuestro promedio de calidad de vida siga tan bajo?.

Uno de los pilares fundamentales de toda sociedad, es el respeto mutuo, de esa forma de vida surge el progreso, se forma el verdadero PODER POPULAR. Pero en nuestro caso lo viene ocurriendo es solo el empoderamiento sectario de cada grupo de poder o de aquellos vivillos (camaleones) que se acomodan en cualquier sistema.

Señores, el voto ciudadano debería valer en todo momento y en todo lugar, las autoridades de cualquier jerarquía, no deben olvidar que son SERVIDORES PÚBLICOS no dictadores. Véase que el cumplimiento de la ley es una regla general (me refiero a la ley principal y general), el Estado tiene una norma matriz interna denominada Constitución Política bajo cuyo amparo debe regirse no solo para gobernarse sino también para ordenar el resto de sus leyes; NO se debe crear otras leyes contrarias a los Principios Rectores y Constitucionales del Derecho Interno ya que ello significa desconocer su propio origen.

Véase lo que dice el Informe de la Comisión para el Empoderamiento legal de los Pobres.

“Cuando la ley funciona para todos define y hace cumplir los derechos y obligaciones de todos. Esto permite que las personas interactúen entre sí en una atmósfera segura y previsible. De este modo el Estado de derecho es no es mero adorno del desarrollo sino una fuente clave del progreso. Esto genera un entorno propicio para que florezca el espectro completo de la creatividad humana y se pueda generar prosperidad”.

Como podemos observar, el desarrollo de los pueblos no proviene de la soberbia ni de avaricia, sino, del respeto mutuo y así mismo, del respeto a nuestras propias leyes y entre nosotros.

Es más, la misma ponencia (entre otras cosas) dice: “La creación de un sentido de comunidad y responsabilidad mutua a nivel mundial constituye una de las claves para combatir la pobreza y un desafío para toda la humanidad”.

Pero, ¿Cómo podríamos aspirar a combatir la pobreza en nuestro país si no podemos ni convivir en paz con nosotros mismos?

Señores, basta ya de persecuciones, hostigamiento, juicios por doquier, excesos de poder y riñas en general, ese no es el camino ni lo que los ciudadanos comunes queremos para nuestro país ni para nuestros hijos. El voto ciudadano debe y tiene que ser respetado en todos los ámbitos del quehacer político del Estado y si alguien se porta mal, que sea también el voto popular quien lo castigue.

Más publicaciones de Víctor Vargas Montaño
DATOS

¿Fracasó la derecha en las elecciones?

No
Ver Resultados

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2014
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0