PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Jueves 31 de julio 2014 Contacto
InicioDestacadasEspecialesEconomíaPolíticaLa PazSanta CruzCochabambaPaísMunicipalesMundoVideos especialesDeportesTecnología
EspectáculosCuriosidadesArte y CulturaHoy EventosMujer
           
Álvaro Riveros Tejada

Travesuras de un obispo fornicario


2012-07-04 - 22:35:11

Luego de reconocer y mostrar  su conformidad con el apabullante e inapelable fallo congresal que lo exoneró de su cargo de presidente del Paraguay, Fernando Lugo, ex obispo y prolífico padre de la patria, con la misma astucia que utilizó para seducir a sus devotas, dio marcha atrás y comenzó a manejar hábilmente el discurso que le prepararon los servicios de inteligencia de Cuba y Venezuela, alegando que fue un golpe de estado el que lo despojó de la presidencia y no su irresponsable actitud, ante su desastrosa administración y consecuente pérdida de apoyo, al azuzar la toma de tierras con un lamentable saldo de muertos y heridos. Una curiosa réplica de lo ocurrido con Zelaya en Honduras.

Mediante este ardid se plegó a la antipatriótica estrategia de aislar a su país y condenar a ese mismo Congreso que tantas veces había vetado la incorporación de Venezuela al  Mercosur, que dicho sea de paso, fue la madre del cordero de este nuevo sainete chavista. Tal actitud sólo pudo caber en la mente afiebrada de un fraile hedonista, habido de poder, cuya fruición por lo mundano, tantas veces demostrada en su disipada conducta, lo llevó a promover este desbarajuste.  

Al margen de las genuinas causas que promovieron este relevo presidencial por parte del parlamento paraguayo, no se descarta la perentoria necesidad que el gobierno argentino  tuvo, para “postergar” en la agenda del encuentro de Mendoza, las críticas que la Argentina iba a recibir de  sus vecinos, por las trabas comerciales arbitrariamente impuestas.

Resulta sintomático que cada vez que cae en picada la popularidad de uno de los socios que conforman y lideran el contubernio socialista del Siglo XXI, automáticamente se activan los mecanismos golpistas del G-2 cubano, y, con una habilidad que haría palidecer de envidia a Curzio Malaparte,  se aplican las mismas recetas, correctivos y libreto que se ejercitó en el “golpe que derrocó momentáneamente a Chávez”, en el de Zelaya en Honduras, en el de Correa en el Ecuador y en el mil veces anunciado y abortado en Bolivia.

Lo cierto es que, mientras EEUU se debate entre la disyuntiva de reelegir a un afroamericano o elegir a un mormón para dirigir los destinos del imperio, en el traspatio, donde ya no tiene embajadas,  pues fueron sustituidas por las cubanas y venezolanas, se viene librando una sorda batalla entre países que han abrazado la utopía del castrochavismo, creado bajo el influjo del Foro de Sao Paulo, cuyo único objetivo consiste en perennizar las monarquías comunistas en el poder, sustentadas por una oclocracia  que utiliza los mismos “mecanismos  democráticos” que los gringos nos encajaron desde la década de los 80, y su funcionamiento hoy les sirve a la perfección para sojuzgar a sus pueblos.

¡A esta práctica se han sumado las travesuras del obispo fornicario!

Más publicaciones de Álvaro Riveros Tejada
DATOS

¿El MAS ganará las elecciones nacionales?
SI
NO
Ver Resultados

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2014
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0