PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Miércoles 30 de julio 2014 Contacto
InicioDestacadasEspecialesEconomíaPolíticaLa PazSanta CruzCochabambaPaísMunicipalesMundoVideos especialesDeportesTecnología
EspectáculosCuriosidadesArte y CulturaHoy EventosMujer
           
Boris Gómez Úzqueda

Las RIN a debate, otra vez


2012-02-23 - 22:55:04

Nuevamente en discusión el uso de las Reservas Internacionales Netas (RIN), que por ley están bajo responsabilidad de administración por el Banco Central de Bolivia (BCB) que debe preservar e incrementar el capital y generar mejores portafolios financieros que garanticen mejores tasas de rendimiento.

Hace años sugerí –siguiendo el criterio de algunos analistas- que parte de las RIN sean utilizadas exclusivamente en proyectos de infraestructura energética, en proyectos que den arranque a la industrialización de gas natural a escala, concretamente en inversión de plantas que den valor agregad al gas natural.

Algunos criticaron la propuesta indicando que se hace falta mucho más capital del disponible pero sin embargo el uso de una parte de las RIN puede ser de “palanca” para nuevos emprendimientos privados tanto nacionales como de capitales externos en proyectos concretos. Y por proyectos concretos nos referimos a nuevas termoeléctricas, quizá una planta de petroquímica de segunda generación a partir del gas o una planta de GTL gas a diesel que tienen tanto éxito en otros países y que bien podría funcionar en medio de éste Continente.

Cabalmente utilizar las RIN en proyectos de infraestructura energética sería mucho más importante que tener el dinero sometido a los vientos de la economía global con la fragilidad de los actuales mercados financieros y qye, dichos ea de paso, generan poca rentabilidad para el país como podría generar un proyecto encarado seriamente en termoeléctrica generada a gas o petroquímica.

Lo que definitivamente no debe hacerse con las RIN es disponerlas discrecionalmente, o dirigirlas a proyectos de “empresas estatales” que no siempre generar resultados empresariales deseados y más bien son “agujeros negros” en donde se despilfarra.

Por ello es nuestra posición firme e intransigente en que parte de esas RIN –hoy calculadas en casi 12 mil millones- sean destinadas un 50% a un par de proyectos de industrialización a a escala de gas natural, dando pie a arrancar la mentada industrialización.

El ahorro actual de las RIN generan bajos niveles de rentabilidad, y todos los amigos economistas me pueden corregir, pero en proyectos energéticos –reitero: plantas termoeléctricas y de petroquímica o GTL- la posibilidad de riesgo se reduce y la posibilidad de rentabilidad crece dado el emergente y constante mercado de energía que hay en el continente en donde hay carencia de electricidad, de productos plásticos y de diesel, tres áreas en donde Bolivia puede ser un perfecto suplidor de la demanda.

La utilización debe ser definitivamente por un acápite de la LH Ley de Hidrocarburos que establezca formas de transferencia, de utilización y de reposición de las mismas. Por ello aquí otra traba actual: no utilizar las RIN sin tener una nueva LH, un par de proyectos aprobados en industrialización y socios capitales externos dispuestos a ser parte de estos emprendimientos de escala.

Finalmente destinar parte de las RIN a “emprendimientos productos industriales” que no sean del área energía, gas, petróleo, electricidad, será parte de una irresponsable forma de fomentar un nuevo esquema de “estado-empresario” que haga mal-sana competencia a la iniciativa privada industrial.

Las RIN son –conceptualmente- de todos los ciudadanos y es deber utilizarlas para proyectos que tengan impacto a futuro, y dada la vocación productiva boliviana nuestra principal visión es generar industrias de valor agregado al gas natural, apostándole a proyectos en hidrocarburos.

Más publicaciones de Boris Gómez Úzqueda
DATOS

¿El MAS ganará las elecciones nacionales?
SI
NO
Ver Resultados

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2014
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0