PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Miércoles 01 de octubre 2014 Contacto
InicioDestacadasEspecialesEconomíaExpocruz 2014PolíticaLa PazSanta CruzCochabambaPaísMunicipio cruceñoMundoVideos especialesDeportesTecnología
EspectáculosCuriosidadesArte y CulturaHoy EventosMujer
           
Esteban Farfán Romero

Nos mamaron


2012-01-31 - 00:37:20

Primero 48 horas de paro general con bloqueo de caminos y carreteras y luego ocho días de paro total en el que la población ha demostrado disciplinadamente su civismo y defensa de sus intereses regionales.

Los que más sufrieron y recibieron los golpes más duros, fueron las personas que trabajan/viven para el día, desde el taxista, hasta la refresquera, el comerciante, el albañil, el bagallero, etc. Los ricos finalmente no tuvieron mayores problemas porque fácilmente reponen las pérdidas, lo políticos tampoco porque tienen dinero de sobra; los funcionarios públicos tendrán su salario completo a fin de mes, por lo que a este grupo social privilegiado no les significó ningún efecto no haber trabajado 8 días.

En el caso de Yacuiba los que más se han comprometido con el paro fueron las personas pobres. Los que estuvieron en los piquetes en el sol, en la lluvia, en la noche. La gente que menos recibe beneficios de las regalías, son las personas que le pudieron el pecho a la medida sacrificándose por su región.

A pesar que el pueblo es muy consciente que las regalías sólo ha servido para que un grupúsculo mafioso monopolice su administración y se haga rico rápidamente a través de las coimas, ha salido a las calles a defender lo que considera suyo por derecho, porque es consciente que las actuales autoridades pasarán y vendrán otras más comprometidas/eficientes. A pesar de la incapacidad/inescrupulosidad/mediocridad/ceguera/corrupción existente en nuestros políticos actuales en la administración de la cosa pública, no dudó hacer el sacrificio.

Duele mucho este fracaso porque yo he visto a muchas personas en lo piquetes sufrir el sol fuerte, la lluvia, el hambre, el peligro. Vi a muchas personas pobres ir al Comité Cívico llevando pan con mortadela y otros alimentos para los piqueteros. Vi a mucha gente pobre aportar de corazón lo que podía para que se sostenga la medida de presión. Pero no vi la contribución de los ricos, de los políticos que ganan jugosos salarios de las regalías. En Yacuiba hay más de 500 empresas que se benefician con las licitaciones y a pesar de nuestro llamado, muy pocas se pronunciaron.

Muchos de los políticos aprovecharon para salir de campo con su familia cargando la parrilla y mucha carne. Uno de ellos que dijo que le “tienen que pagar su jugoso sueldo aunque se rasque las que tiene abajo” y gana más que el alcalde, en una flamante camioneta con toda su familia, intentó pasar por la fuerza un piquete. Se puso bravo porque los piqueteros se resistieron a abrirle el paso. Despotricó contra esas personas humildes y pobres pero comprometidas verdaderamente con las reivindicaciones regionales y tuvo que retroceder. Buscó otra salida y se salió con su gusto. Mientras el pueblo se sacrificó, pasó varios días de camping.

Otros fueron más creativos. Decidieron enfermarse para no ingresar en huelga de hambre. Gracias a este paro nos dimos cuenta que la gran mayoría de concejales y asambleístas están enfermos, muy delicados. Creo que deberíamos pedirles a ellos por favor se hagan curar porque ¿qué sería de nosotros si le pasara algo trágico?
Nos quedamos sin guía, sin rumbo. Un oyente con mucha bronca se preguntó, ¿Por qué no se enferman cuando tienen que cobrar su suculento sueldo sin hacer nada provechoso? Una concejala dijo que le salió roncha justamente ese día que se decidió que todos los electos ingresaran en huelga de hambre. Pa su verdad como dice el camba.

El Chaco tiene varios diputados y un senador que ha brillado con su ausencia. Juan Enrique Jurado, un hombre de mucho peso en el MAS, se hizo del otro viernes con el conflicto. Nunca se ha conocido alguna gestión/legislación/fiscalización en el Chaco a pesar de sus constantes visitas al Chaco de manera furtiva/subrepticia. Está en el Senado gracias al voto de la gente pobre, pero se hizo pis en el sufrimiento del pueblo que le puso el pecho y el lomo al movimiento. Las únicas veces que parece públicamente es para cantarle a la patria, y dicen que la alcaldía y la Subgobernación le paga. ¿Qué tal? Que viva la revolución, que nunca se acabe el proceso de cambio hermano.

Carlos Borda, José Yucra, Cira Sánchez, Clara Mamani, Federico Salazar sencillamente desaparecieron de escena, cuando deberían estar en el medio haciendo gestiones ante el Gobierno Nacional con el fin de tramitar soluciones al problema. Dejaron toda la carga en los cívicos. Los senadores y diputados son la bisagra en tiempo de conflictos reivindicativo, aunque pensando bien tenemos cada “brillante y deslumbrante” legislador que es mejor que no aparezcan.

Hay que ser honestos. El único que cumplió con el mandato de Entre Ríos fue el concejal Jorge Arias. Ni bien llegó a Yacuiba, cargó un colchón y una colcha y se fue al concejo y se declaró en huelga de hambre. Fue el único en Yacuiba que lo hizo voluntariamente. Los periodistas, líderes de opinión y la población criticaron ácidamente la actitud hipócrita de los demás políticos por lo que furtivamente después del medio día un asambleísta ingresó al Concejo, después algunos concejales se vieron obligados a hacerlo a regañadientes y renegando ante el escarnio público. Una de ellas se sacó la bronca echándole la culpa de todo al pobre Cossío.

Las autoridades políticas del PAN y del MAS, muchas de ellas buscaron por todos los modos perforar/desactivar la medida de presión azuzando a dirigentes inescrupulosos que no dudan en usar los medios de comunicación para amplificar/engrandecer las debilidades y pequeños errores. Incluso una institución de reciente creación que es soportada con los recursos de las regalías, del 45%, se ha dado a la tarea de financiar acciones de desprestigio y contracampaña contra el movimiento cívico. No se puede entender cómo personas que ganan jugosos salarios gracias a las regalías, se ponen al servicio del poder central. Los intereses políticos están por encima de los de la región, del pueblo que los ha elegido.

No es posible que el pueblo haya hecho tanto sacrifico para obtener un resultado tan pobre/escaso. Un verdadero fiasco. No se puede entender cómo autoridades/dirigentes con mucha experiencia se dejaron engañar fácilmente. O es que ha existido alguno “arreglos” discretos que nosotros no sabemos.
No es posible creer que en la comisión no haya existido una persona que alguna vez haya leído la Constitución, pues las competencias privativas (una de las cuatro), son indelegable e intransferible (Art. 297.1). La competencia de hidrocarburos es una competencia privativa del nivel central (Art. 298.18), por lo que la misma no se puede traspasar a un nivel inferior para su ejecución. Además, para rematar esto, YPFB “no puede transferir sus derechos u obligaciones en ninguna forma o modalidad, tácita o expresa, directa o indirectamente” (Art. 361.II).

Lo que dijeron los ministros de la Presidencia y de Gobierno en Sucre, confirma nuestra hipótesis realizada en los medios de comunicación después del acuerdo de Santa Cruz. El Gobierno ha confirmado que la acta firmada fue sólo con el objetivo de desactivar la medida de presión. Quintana ha manifestado claramente que el único estudio que tiene validez es el de YPFB.

De esto podemos extraer dos hipótesis. Primero que nuestros representantes se hicieron engañar como a niños, como a retardados mentales. O, algo hubo debajo de la mesa para que se acepte los términos de este acuerdo, porque los mismos son una verdadera burla.

Se ha filtrado que dos alcaldes aliados al MAS jugaron un papel determinante en el fracaso de la negociación porque lograron pinchar la presión que hacían los demás fijando posiciones contrarias a los intereses de la región. Un grupo reducido se ha plantado en la defensa del mandato del pueblo tarijeño, pero la mayor parte del grupo funcional y obsecuente (masistas y aliados) al MAS, ha presionado al grupo menor para torcerles el brazo como sea. De por medio hubo disparos verbales, forcejeos, acusaciones hasta intentos de pugilato.

Hay varios que tienen una veintena de serias acusaciones de corrupción y que mientras están de aliados, los procesos están congelados en la Fiscalía. Estos que son vulnerables jurídicamente, son los obsecuentes/traidores, y no son masistas. Varios de ellos coincidentemente (aunque en política no hay coincidencias), a última hora se sumaron a la comisión con el claro objetivo de echar a perder todo, por mandato del Gobierno.

Lo que ha llamado la atención es que el documento firmado, no contiene las firmas de los ministros del Gobierno. Aunque parece un asunto de forma, es importante.
Un análisis rápido del documento se deduce que el resultado es un fracaso/frustración/chasco porque la demanda de Tarija y el Chaco era sencilla; la anulación del proceso de contratación, es decir volver a fojas cero como dicen los abogados. Se ha pedido

Un error de proporciones de la delegación ha sido no hacer las consultas con sus bases para tomar las decisiones. El grupo reducido de cortesanos del Gobierno
Un aluvión/riada auspiciado por el Gobierno ha hecho pasar a 45 líderes regionales a la reserva por este craso error que sin duda tendrá consecuencias funestas en su futuro político.

Tarija no tuvo la capacidad de posicionar el tema favorablemente en la opinión pública explicando de forma correcta la demanda, a diferencia de Chuquisaca que se ha presentado como víctima de la voracidad y egoísmo de Tarija. Nosotros contamos con muchos quintacolumnistas que patearon en contra del arco nuestro.

El Gobierno Nacional está intentando por todos los medios cubrir las heridas de la Calancha a costa de Tarija, por ello ese comportamiento consecuente con Chuquisaca.

Está claro que hemos perdido vergonzosamente, y ahora ¿qué vamos a hacer? El pueblo del Chaco y Tarija no debe bajar los brazos, ni cerrarse en no volver a la lucha cuando corresponda porque se vienen tiempos muy difíciles. El Gobierno volverá a arremeter contra Tarija.
Hemos perdido la batalla, pero no la guerra. Lo que si debe ocurrir es que debemos cambiar de generales, éstos deben pasar a la reserva. Los traidores están plenamente identificados, el pueblo sabe que hay que hacer con estos. Esta vez nos mamaron, pero el pueblo es muy inteligente y prevenido, por lo que no hay segunda.

Nuestras voluntades no se venden, nuestras convicciones no se negocian, nuestros ideales no se doblegan, nuestros derechos no se pisotean. (Yacuiba 28/01/12).

Esteban Farfán Romero, es periodista, analista político y docente.
E-Mail: farfan2007@gmail.com

Más publicaciones de Esteban Farfán Romero
DATOS

¿El MAS ganará las elecciones nacionales?
SI
NO
Ver Resultados

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2014
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0