PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Martes 21 de octubre 2014 Contacto
InicioDestacadasEspecialesEconomíaPolíticaLa PazSanta CruzCochabambaPaísMunicipio cruceñoMundoVideos especialesDeportesTecnología
EspectáculosCuriosidadesArte y CulturaHoy EventosMujer
           
Álvaro Riveros Tejada

El indio y el Rey


2012-01-29 - 23:54:54

Ataviado con un impecable traje oscuro y una corbata de seda italiana que hacía juego con su moderno atuendo de estadista, Ollanta Humala Tasso, presidente del Perú, indígena auténtico, sin vestigio de españolismo en su estirpe o en su nombre, exento de todo complejo, odio o venganza contra sus anfitriones fue recibido por el Rey de España, Su Majestad Juan Carlos I de Borbón, en una entrevista privada que se celebró en el Palacio de la Zarzuela, dirigida a analizar las perspectivas de las inversiones españolas en Perú, donde España destinó unos 4.000 millones de euros en 2010, convirtiéndose así, en el primer inversor extranjero en esa próspera nación.

Tras su reunión con el soberano, la agenda de esta inaugural visita oficial de Humala a España contemplaba la primera entrevista que el presidente del gobierno español Mariano Rajoy concedía a un mandatario latinoamericano, además de una cena  ofrecida por los Reyes y los príncipes de Asturias en el Palacio Real, en su honor y en el de la primera dama peruana.

Al margen de cualquier consideración ideológica, filosófica, doctrinaria o histórica, este descendiente directo del incario peruano habló en el mismo nivel que el de sus anfitriones y en ningún momento se le ocurrió pasar la factura por el rescate de Atahualpa o por los vejámenes inferidos a sus tatarabuelos hace quinientos años, cuando todavía estaba en tela de juicio si éstos eran o no, seres humanos ó si tenían o no, alma. Tal dilema ya se había encargado de aclarar el Papa Paulo III en el año 1537.

Lo que ahora le interesaba al estadista era reivindicar al Perú como un país en desarrollo que se halla en plena lucha por mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos y como un trampolín de inversiones, donde actualmente existe absoluta estabilidad jurídica y económica. “Su plata no está en una ruleta –dijo- está en un país con un ordenamiento jurídico claro; lo que queremos es que el dinero que se invierte le genere a ustedes utilidades y también beneficios al país.

Antes de quejarse de las maquinaciones de una prensa perversa en contra de su gobierno, expresó su compromiso  con la libertad de expresión afirmando: “que está por encima de pasiones y que él personalmente, no cuenta con el tiempo suficiente para acciones arbitrarias”. Asimismo, “Si el Perú es seguro-ha dicho- no tiene por que haber revueltas populares. Hay que gobernar para todos, soy el presidente de los que votaron  y no votaron por mi”.

Como colofón de esta extraordinaria visita debemos reconocer con hidalguía los latinoamericanos lo atinado que estuvo el Nobel de literatura Vargas Llosa al advertirnos de las buenas intensiones de Ollanta, razón que fue muy difícil de creerle, hasta que tuvimos la suerte de asistir a este histórico encuentro que no será recordado por el jersey que vestía Humala o por sus recetas contra la calvicie, será recordado en cambio, por la enorme y fructífera empatía existente entre el indio y el Rey.

Más publicaciones de Álvaro Riveros Tejada
DATOS

¿El MAS ganará las elecciones nacionales?
SI
NO
Ver Resultados

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2014
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0