PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Miércoles 23 de abril 2014 Contacto
InicioDestacadasEspecialesEconomíaPolíticaLa PazSanta CruzPaísMunicipalesMundoDeportes
EspectáculosCuriosidadesArte y CulturaHoy EventosMujer
           
Álvaro Riveros Tejada

Una cumbre sin lumbre


2011-11-03 - 04:50:38

Han sido varios e infructuosos los intentos dirigidos al fracaso de la Cumbre Iberoamericana que tuvo lugar en Asunción del Paraguay, entre los cuales es preciso destacar una extraña pandemia de cáncer que asola a los presidentes socialistas de la región y el resentimiento de muchos de ellos contra el reino de España, por su involucramiento en la caída del dictador de Libia, en cuyos bancos habrían sido depositadas suculentas sumas de dinero mal habido que, huyendo del sistema bancario capitalista, corrieron la misma suerte de Gaddafi.

Es lamentable que Bolivia fuese uno de los países que más fracasos recolectó en este magno encuentro. Primero, el fiasco que pesa sobre las espaldas del propio presidente y de su canciller, quienes encabezaron la delegación, al no haber logrado la inclusión en la  denominada “Declaración de Asunción” ni de la más mínima referencia a nuestro centenario reclamo marítimo con Chile. Como si los rotos nos hubiesen embargado la voz con argumentos irrebatibles, como el caso Sanabria o el tráfico de los vehículos chutos.

A esta serie de fracasos se añade el chasco sufrido por el ministro de hacienda Luis Arce, al no poder convencer al Grupo de Acción Financiera Internacional sobre el blanqueo de capitales, de sacar a Bolivia de la lista negra de países cuestionados por el lavado de dinero y financiamiento del terrorismo.

Como si de un accionar sincronizado y premeditado se tratara, pesaron también en contra de nuestra causa los serios problemas que Bolivia enfrenta por el tráfico de drogas como: la mega fábrica descubierta en el parque TIPNIS, con el saldo lamentable de un joven oficial asesinado; la remisión por la DEA, a un juzgado de La Paz, del expediente Sanabria con nombres y apellidos de posibles cómplices; y una avioneta con 400 kilos de cocaína que proveniente de Bolivia aterrizó en Paraguay el mismo día en que se inauguraba la Cumbre.

De nada valieron los argumentos presidenciales de que la DEA, la CIA, el FBI, el Pentágono, y los medios de comunicación estaban involucrados en la marcha indígena para derrocarlo. ¡Simplemente, no le creyeron! Pesó más en la opinión de los circunstantes la paliza propinada a los TIPNIS y el avasallamiento gradual y progresivo que  vienen ejerciendo sobre ellos, las hordas de  cocaleros y narcotraficantes que pretenden ingresar a su territorio y parque nacional.

En resumen, S.E. se limitó a repetir un discurso que ya había ensayado varias semanas atrás en el país, y fue escuchado en muchas ocasiones similares por los asistentes.
Un discurso que usa cuando los conflictos se muestran al rojo vivo, y que fue momentáneamente archivado porque le estaba produciendo un grave desgaste de imagen. Esta vez logró el desgaste del magno encuentro, hasta  convertirlo en una Cumbre sin lumbre.

Más publicaciones de Álvaro Riveros Tejada
DATOS

¿Bolivia ganará demanda marítima ante La Haya?
NO
SI
Ver Resultados

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2014
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0