PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Jueves 17 de abril 2014 Contacto
InicioDestacadasEspecialesEconomíaPolíticaLa PazSanta CruzPaísMunicipalesMundoDeportes
EspectáculosCuriosidadesArte y CulturaHoy EventosMujer
           
Mario Panique Bojanovich

El epilogo de un idilio frágil


2011-09-27 - 22:32:40

Al igual que las frías neblinas que se deslizan por medio del espeso bosque beniano hasta desvanecerse con la llegada del astro Rey, así de fría e ininteligible se ha vuelto la confianza indígena para con sus autoridades nacionales tras la violenta intervención policial a sus marchistas. El titulo del presente articulo de opinión intenta resumir aquellas buenas relaciones que existieron alguna vez entre el MAS y los indígenas de tierras bajas del oriente, donde todo parecía estar cómo una tasa de leche. Claro que al igual que una pareja de recién casados, no faltaron uno que otro problemilla, pero las aguas siempre volvieron a su cause y el MAS a su acostumbrado poder autoritario.

Aparentemente, los tiempos y los hechos han cambiado radicalmente de tal forma que, aquellas dulces relaciones que eran “de partir un confite” hoy se han vuelto tensas por la violencia desatada contra aquella pacifica marcha indígena que partió hace más de 40 días buscando hacerse escuchar en defensa de su territorio comunitario, digo aparentemente porque en cuestión de amores nunca se sabe y “donde hubo fuego cenizas quedan” al menos hay varios antecedentes que demuestran que esto es así.

La explosión de este conflicto social nos ha dejado algunas frases celebres que son dignas de estudiarlas, cómo ¡No así! ¿Quién dio la orden? “Nosotros solo cumplimos órdenes”. ¡No así! Expresión acuñada por la ex Ministra de Defensa. Ese sorpresivo alejamiento desnuda las serias contradicciones internas que se vienen generando dentro del entorno gubernamental. Otra frase que también destapa la olla es: “Nosotros solo cumplimos órdenes”  dichas por un policía de rango, al momento de ser consultado por uno de los periodistas que cubrirán la refriega. Dicen que el pez muere por la boca, entonces ¿Quién dio la orden final para reprimir la marcha? Fue el Evo, no, fue el Sacha, no, fue el Farfán, no, fue el comandante, no fui yo, fue Teté… en fin, si Cayetano estuviera vivo.

Durante los últimos días, otra frase que estuvo en boca de casi todo el mundo decía: “se le cayó la mascara al gobierno” frase con la cual se intentaba demostrar que el Gobierno del MAS tiene dos caras y que ahora estaba actuando con la de hierro.  Pues bien, en mi modesto entender, el gobierno de Evo Morales nunca usó mascara alguna. No olvidemos los 79 muertos que lleva sobre sus espaldas por imponer sus resistidas políticas. Cómo dice Doña Justa Cabrera, “tal parece que a este gobierno le gusta la sangre de sus hermanos”

No sé usted amigo lector, pero a  mí me parece que el país deambula por las rutas que el oficialismo le fija de acuerdo a sus propios designios e intereses. En otras palabras, el país esta tomado por la Policía, el Ejército y los Movimientos Sociales del MAS. No sé ustedes pero a mi me parece que si Goni está siendo procesado por una intervención policial similar a que acabamos de asistir, el actual Presidente y todo su gabinete debe rendir cuentas en las mismas condiciones.

Finalmente, voy intentar aplicar la didáctica más sencilla y legible para exponer el porque no debe construirse dicha ruta por el medio del tipnis. Desde tiempos remotos la humanidad ha construido vías o pequeñas sendas con el fin de comunicarse o realizar el intercambio de pequeñas cantidades de productos entre sí. Son senderos que solo sirven para eso, para la comunicación comunitaria. Un camino más ancho, por donde puede pasar un carretón por ejemplo, tiene fines de explotación del lugar en escalas más importantes. Ahora una carretera cómo la que pretenden construir tiene un solo objetivo, la explotación masiva y permanente del lugar, al margen de los adelantos y otros cambios que traerá esa gigantesca vía. Por suerte la condición jurídica de la que goza el Tipnis, considerada por expertos cómo el mayor blindaje que el Estado boliviano puede otorgarle a un territorio, le ofrece larga vida cómo está.

Más publicaciones de Mario Panique Bojanovich
DATOS

¿Bolivia ganará demanda marítima ante La Haya?
NO
SI
Ver Resultados

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2014
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0