PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Viernes 31 de octubre 2014 Contacto
InicioDestacadasEspecialesEconomíaPolíticaEmpresaLa PazSanta CruzCochabambaPaísMunicipio cruceñoMundoVideos especialesDeportesTecnología
EspectáculosCuriosidadesArte y CulturaHoy EventosMujer
           
Susana Seleme Antelo

Los desafíos de la oposición democrática


2010-11-29 - 14:03:07

Si la realidad no es un destino inevitable, si no más bien un desafío ¡vaya gigantesco desafío que tiene la oposición democrática en Bolivia! Desafío que recae con imperiosa urgencia tanto en la disminuida oposición político partidaria con representación parlamentaria, como en la sociedad civil, pues ambas están sometidas a la áspera y ruda manipulación político mediática de un gobierno autoritario y cada vez más totalitario.

¿No es acaso ese el comportamiento --rudo y áspero-- que los hombres del MAS imprimen a su gestión política? ¿Qué otra conclusión puede sacarse de la arremetida implacable contra Monseñor Tito Solari, si lo único que el hizo fue participar a la sociedad boliviana una  preocupación expresada por quienes viven cotidianamente en el Chapare cocalero? Ahora falta que digan que allí no se produce ni se comercializa cocaína, y que desmientan lo que está más que comprobado: que niños y adolescentes son las principales víctimas y al mismo tiempo, distribuidores de drogas.

En todo caso ¡claro que esta realidad no un destino inevitable como el que debían aceptar los héroes de la tragedia griega, sometidos a los no siempre benevolentes designios de sus dioses,  ni como el destino que jamás aceptamos en las pasadas épocas de dictaduras militares. Sin embargo, no cambiará la realidad por generación espontánea, sino por la organización del espacio democrático de la sociedad político-partidaria  y de la sociedad civil, donde los partidos políticos y  la ciudadanía asuman su fe, su compromiso y su responsabilidad en aras de la salud del tejido social del país, rico, diverso y pluri-multi.  Ese entramado social hoy vulnerado por la discriminación, la intolerancia, el sectarismo y el racismo vengativo --sí, racismo vengativo del MAS y sus hombres-- aunque digan lo contrario.

Es tarea de hoy la organización política de la oposición democrática, frente a un gobierno que reprime el espacio de la discrepancia y el pensamiento diferente como elementos consustanciales a la vida en democracia. De ahí que la iniciativa de Rubén Costas Aguilera, gobernador y de jefe de la agrupación ciudadana Verdes, de dotarla de una estructura orgánico-política partidaria abierta y de cara al futuro inmediato, da ánimos. Pienso en Verdes, en Nuevo Poder Ciudadano, en otras iniciativas locales y nacionales sin distinción, como el jisunú para que surja una amplia convergencia democrática en el país, algo así como la Convergencia de Chile, o el Frente Amplio de Uruguay, u otra, sin más liderazgo que el de la democracia de forma y de fondo. Su objetivo sería rescatar a Bolivia de este bochornoso “proceso de cambio” que nada cambia, porque salvo 3 bonos solidarios, las y los bolivianos siguen padeciendo hambre, pobreza, inflación, desengaños políticos y represión que impone la pretensión del pensamiento único. 

En los hechos, el presidente y sus hombres parecen fiel reflejo de aquella célebre frase que dijo un ex dignatario del imperialismo del Norte:  “El que no está conmigo está contra mi”. ¿Acaso es una exageración afirmar que en la Bolivia del MAS va desapareciendo con prisas y sin pausa, el espacio de la discrepancia, de la saludable diversidad de opiniones como elemento consustancial e insustituible a la vida democrática? En cambio, toma cada vez más cuerpo el menosprecio de la política como el espacio democrático público, compartido, diverso y plural entre la sociedad política y la sociedad civil.  Recuperar ese espacio, es un impostergable desafío de la oposición democrática.

Más publicaciones de Susana Seleme Antelo
DATOS

¿Fracasó la derecha en las elecciones?

No
Ver Resultados

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2014
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0